Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Documentos Animales domésticos INFORME SOBRE CAMPAÑA DE ESTERILIZACIÓN DE COLONIAS DE GATOS   

La mano de obra la ponemos gratis pero los materiales tenemos que pagarlos. Necesitamos tu colaboración económica para poder seguir actuando

Boletines

Destacados

Legislación animales

 

Protectoras andaluzas

Reclama daños

Reclamar daños

STOP Spam Animalista

STOP Spam animalista

NO Cazadores

No Cazadores

Salvapantallas

Salvapantallas

Agradecimientos

Plataforma Animalista Mundial

Fundación Utopía Verde

Más información

Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
¿Nuevo usuario?
 

INFORME SOBRE CAMPAÑA DE ESTERILIZACIÓN DE COLONIAS DE GATOS   

Campaña de Captura, Esterilización y Reintroducción de gatos callejeros en la ciudad de Málaga, una pequeña experiencia piloto en 2001      

Flores Alés, Andrés J.; Rubio, M.T.; Benitez, F.
Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga
Avda. América, 7. 29.006 - Málaga. España
E-mail de contacto: YWZsb3Jlc0B2ZXRlcmluYXJpYS5vcmc=


Resumen

En nuestro Hospital de Málaga (Andalucía - España) realizamos hace algo más de un año una pequeña experiencia piloto en gatos/as de acuerdo con la Sociedad Protectora Provincial. Para nosotros la experiencia fue satisfactoria. Nuestra pretensión de origen era implicar a clínicos/protectora/Ayuntamiento/Colegio Veterinario pero al final quedó todo en una cosa pequeña. Exponemos aquí tal como surgió, las reuniones mantenidas y un historial detallado.

A primeros de mayo del 2000 un cliente habitual del Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga (HCPVM), al que prestamos servicios a sus animales desde 1990, acudió a nosotros para solicitarnos ayuda para tratar de evitar la captura y sacrificio por parte de los servicios de la perrera municipal de unos gatos que aunque callejeros, él viene alimentándolos desde hace años, ya que vive en una zona residencial donde dichos animales aportan más beneficios que molestias. La colonia está compuesta por una docena de animales. Este señor posee 3 perros de su propiedad; los gatos y gatas que alimenta en el propio jardín de su casa, aunque no son de su propiedad, ni de la de nadie, por estar criados y vivir en la calle, él se ha ocupado de traérnoslos para esterilizarlos, pero no desea ni puede asumir su adopción plena y tampoco está dispuesto a permitir su sacrificio por la denuncia de un vecino recién incorporado a la comunidad de chales adosados donde viven. Esta persona es socio de la Protectora y está dispuesto a movilizar a otras personal como él por si se puede hacer alguna actuación más global. Nosotros en ese momento, independientemente de la labor clínica de medicina veterinaria en nuestro Hospital, habíamos sido nombrados portavoz oficial del Colegio Oficial de Veterinarios con el Ayuntamiento de Málaga y miembro de la "Mesa del Perro" para temas tales como microchip, tenencia responsable de animales de compañía y otros y por ello pensamos que se podía intentar elaborar una campaña que implicara a varias clínicas, así como al COVM, a la Protectora y a los vecinos interesados. Así pues, preparamos un informe y realizamos contactos telefónicos que posibilitaron una primera reunión oficial.


1ª REUNIÓN OFICIAL

Acuerdo con el Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga, la Sociedad Protectora de Animales de Málaga y el Movimiento Ciudadano y Vecinal. Dicha reunión oficial se celebró durante la tarde-noche del viernes 26 de mayo del 2000, en la sede del Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga y en ella se llegó a un acuerdo para iniciar dicha campaña. El Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga, representado por su Presidente, Dr. Eugenio Moltó y por el médico veterinario Dr. Andrés J. Flores Alés, portavoz oficial del Colegio con el Ayuntamiento de Málaga y miembro de la "Mesa del Perro" llegó a puntos concretos de actuación con la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, representado por su Presidente, D. José Carlos Cabra Ruiz así como por el Movimiento Ciudadano y Vecinal, actuando de portavoz D. Rafael Ortega Ariza. En dicho encuentro se realizó un repaso a la actual situación, su problemática y se estableció un convenio de colaboración con obligaciones y actuaciones concretas. Dicho acuerdo trascendió a la prensa local e incluso fue publicado en varios medios de Internet. A continuación reflejamos lo que entonces se escribió:


PROYECTO ORIGINAL

Dados los fundamentos sociales y científicos-sanitarios del protocolo propuesto, los precedentes de éxito en otros países europeos y americanos, e incluso en España y en otros municipios malagueños, con actuaciones similares, y la lógica necesidad de llevarlos a cabo, se confía que los medios de comunicación se hagan eco de este plan de actuación para concienciar a la opinión pública y solicitar su ayuda ciudadana con las asociaciones y entidades que lo inician y respaldan. Igualmente confiamos que el Ayuntamiento de Málaga asuma su alta cuota de responsabilidad y que este programa de control sea un ejemplo a seguir en otras localidades. Por ley es obligación de los servicios dependientes del Ayuntamiento de Málaga el control de los gatos callejeros en la ciudad. Para ello este Ayuntamiento cuenta con personal, equipo e instalaciones adecuadas, pero los métodos tradicionales seguidos durante años han demostrado su ineficacia. Estos métodos han sido dos: Retirada y eliminación y la Captura y Adopción.

El primer método se realiza mediante captura, mediante utilización de lazos y/o jaulas trampas. Este método es costoso, lento y sólo efectivo a muy corto plazo, pues no cuenta con la aprobación de la mayoría de los ciudadanos, dado que se conoce que el fin último es el sacrificio de los gatos capturados, y no podemos olvidad que el gato callejero no es estrictamente un animal salvaje, sino un animal simpático y sociable que tiene establecido un vínculo afectivo importante con muchas de las personas del entorno, ya que son dichas personas quienes permiten que esos grupos de gatos persistan al alimentarlos, protegerlos y cuidarlos, arriesgándose incluso a ser multados si se les sorprende por la autoridad realizando estos "actos prohibidos" por la actual y caduca normativa, tal como puede ser "se prohíbe dar alimentos a los gatos en la vía pública". Es obvio que la prohibición no surte efecto y, aunque así fuera el gato tiene una gran capacidad de adaptación al medio por lo que podrá seguir sobreviviendo alimentándose de los alrededores de los recipientes de basuras y de otros animales periurbanos que sí son realmente dañinos para el hombre. Además, las colonias de gatos se vuelven a repoblar rápidamente por la llegada de otros efectivos de otros lugares y por la gran capacidad de reproducción de estos carnívoros. Es un método en resumen ineficaz. Este método es, además, caro. ¿Por qué se continúa ejecutando?. Tal vez por el inmovilismo que caracteriza a las administraciones, tal vez por su aparente facilidad.

El segundo método está disfrazado de una falsa esperanza. Se trata de captura y adopción. Es si cabe más caro aún ya que la legislación obliga al mantenimiento en régimen de residencia durante una semana para que los animales puedan ser adoptados; ello implica más gastos en personal, en instalaciones y en alimentación, que pagamos todos de nuestros impuestos, para el mismo resultado final. El sacrificio de los gatos capturados. Es un método que tranquiliza algunas conciencias, pero es tan ineficaz como el anterior. Seamos realistas, la demanda de gatos callejeros como animales de compañía es irrisoria si se compara con la oferta.

Nosotros proponemos adoptar un tercer método que sí se ha demostrado efectivo en los lugares donde se ha realizado de forma consensuada y coordinada: Se trata del método de captura, esterilización y liberación. Es un método efectivo, además de humano y civilizado. Este método se empezó a aplicar hace 30 años en otros países con magníficos resultados y tan solo hace dos en algunas poblaciones españolas con resultados dispares, achacables siempre los peores a la falta de diálogo entre los colectivos implicados. La iniciativa siempre fue de asociaciones pro defensas de los animales, como Alley Cat Allies, Blue Cross, The Feral Cat Coalition, Cat Fancy Association, la Royal Society for fhe Prevention of Cruelty to Animals, Asociación para la Defensa de los Derechos de los Animales de España, Asociación Nacional de los Amigos de los Animales, Sociedad Protectora de Animales de Valencia, Sociedad Protectora de Animales de Madrid y Sociedad Protectora de Animales de Torremolinos, por citar tan solo a algunas. Afortunadamente estas campañas en estos lugares han sido siempre respaldadas con medios y financiación económica por las administraciones públicas. Sólo tres ejemplos: el millón de pesetas aportado para este fin por el Ayuntamiento de Torremolinos, los 8 millones de pesetas cedidos por el ayuntamiento gerundense de Castell-Platja d'Aro y los 45 millones de pesetas aportados por la Comunidad de Madrid destinados a anestesias y honorarios profesionales destinados a la castración de gatos. Málaga es una ciudad importante, culta y sensible y debe demostrar su educación sanitaria y social no sólo ante el turismo que nos visita sino para satisfacción propia. La administración malagueña debería haber dado el primer paso para solucionar de una vez por todas este problema y así asumir su obligación de realizar el control de los gatos callejeros.

El colectivo de clínicos veterinarios es igualmente pieza fundamental en este programa propuesto ya que deberá hacer un esfuerzo para reducir sus honorarios profesionales ante esta situación que la sociedad malagueña, a través de la Sociedad Protectora de Animales de Málaga, demanda. Pero el ciudadano de a pie deberá colaborar estrechamente con este programa ya que todos vamos a ser directamente beneficiados.
Los medios de comunicación están igualmente obligados a hacerse eco de esta campaña ya que el éxito se podrá asegurar si se divulga correctamente, se coordina y se ejecuta siguiendo el protocolo propuesto.
No olvidemos que los gatos callejeros, independientemente del componente afectivo que crean con sus cuidadores anónimos en cada barrio de la ciudad, contribuyen al control de otras plagas de animales, tales como cucarachas, ratas y ratones. Esa es la cara buena de su existencia controlada. La cara mala es el riesgo de transmitir enfermedades a las mascotas con dueños y las molestias por olores y ruidos principalmente a ciertas personas y en ciertas épocas. La cara mala la podemos transformar con el plan de control humanitario científico y técnico sanitario que proponemos. El objetivo prioritario es conseguir una buena calidad de vida en nuestras calles tanto para nosotros como para los gatos que estarán controlados en colonias más o menos cerradas. Expliquemos en qué consistiría y todo el modus operandi con las funciones y obligaciones de cada participante.

La castración, tanto de machos como de hembras, y la identificación, realizadas en clínicas y hospitales veterinarios homologados y autorizados bajo anestesia general por cirujanos médicos-veterinarios garantizan el evitar sufrimientos innecesarios a los gatos, a la vez que se evita para siempre muchos de los problemas de comportamiento molestos para las personas que sí se dan en la actualidad:

  • Se reduce el merodeo de los animales en celo y se estabilizan las poblaciones a áreas más concretas.
  • Disminuyen las peleas sexuales, y los marcajes con la orina y garras.
  • Hay una mejora considerable del nivel sanitario de los animales.
  • Mejora radicalmente la calidad de vida de los gatos, sin producir molestias.
  • Se facilita el control, localización y censado de los gatos.

Para poder llegar a esta situación de bienestar y equilibrio que todos deseamos se necesita colaboración entre ciudadanos, Ayuntamiento, protectora de animales y veterinarios e implicación de cada cual en el grado que se recoge en el siguiente protocolo:

1.- Ofrecimiento voluntario de las personas que habitualmente dan alimentos a los gatos en la calle. Estas personas podrán seguir haciendo su labor pero se necesita de su ayuda para informar a los operarios del Ayuntamiento cuales son los lugares y horas más adecuados para colocar las jaulas/trampas. Esta información podrá hacerse de forma directa mediante llamada telefónica a la Sociedad Protectora de Animales, al Colegio Oficial Veterinario o al mismo Ayuntamiento. Una vez devueltos los gatos a sus respectivos lugares de origen o colonias, tras haber sido operados e identificados, estas mismas personas o las que se designen por barrios y aclamación popular entre las asociaciones de vecinos, peñas y Sociedad Protectora de Animales, serán las encargadas de alimentar, como hasta entonces, a los mismos gatos, a la vez que hacen una vigilancia para avisar a los operarios municipales en caso de que exista ingreso de nuevos ejemplares no identificados y por lo tanto no castrados, con objeto de proceder a la captura selectiva, castración y reintroducción. Esta primera fase de implicación ciudadana es básica y por eso se ruega a los medios sociales de comunicación en Málaga, prensa, radio y TV, que nos ayuden a divulgarlo. Igualmente se podría solicitar la ayuda de los fabricantes de piensos y de otras empresas relacionadas con los animales de compañía para que destinen alimentos de gatos para este fin.

2.- Captura humanitaria de todos los gatos de cada colonia mediante jaulas-trampas, no admitiéndose ningún otro método estresante como el uso de lazos, redes o sacos. Este trabajo especializado será efectuado por los servicios operativos del Ayuntamiento de Málaga, tal y como hasta ahora se viene haciendo. La diferencia estará en que en vez de trasladar a los gatos al Parque de Protección Animal Municipal lo llevarán a cualquiera de las clínicas y hospitales veterinarios homologados y autorizados por el Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga y que colaborarán voluntariamente con la Campaña. El Ayuntamiento dispondrá de un listado actualizado de las direcciones, horarios y médico-veterinario responsable de cada centro veterinario colaborador, que a su vez estará en la sede del Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga y de la sede de la Protectora de Animales de Málaga. Los operarios entregarán en cada clínica, por cercanía al lugar de captura, por comodidad de horario, o por cualquier otro criterio que se establezca a los animales capturados indicando la procedencia de la captura mediante cintas de colores en las jaulas. El veterinario responsable del centro privado efectuará un reconocimiento clínico de cada animal. Los animales con síntomas clínicos de enfermedad infectocontagiosa, parasitaria o traumática grave, serán descartados del programa de esterilización, y serán eutanasiados con métodos humanitarios. El resto de los animales serán dejados en depósito en el centro veterinario privado con un papel o vale en el que el Ayuntamiento, por medio de algunos de sus técnicos representantes, autorice las esterilizaciones y este papel tendrá a todos los efectos la categoría de autorización de anestesia general y de comprobante del trabajo realizado, por lo que se indicará en cada vale la fecha, el operario municipal que entregó a los gatos, el número de animales, y el nombre del veterinario responsable del Centro Veterinario. A las 24-48 horas como máximo los servicios operativos pasarán a recoger a los animales ya castrados e identificados para liberarlos en el mismo lugar donde fueron capturados.

3.- Las clínicas y hospitales veterinarias colaboradoras en esta Campaña se comprometen a realizar la hospitalización, preparación operatoria, anestesia, intervenciones quirúrgicas de orquidectomía en el caso de los gatos machos, ovariectomía u ovariohisterectomía en el caso de los gatos hembras, así como la identificación de cada uno de los gatos y el mantenimiento post-operatorio hasta su retirada por los operarios municipales a las 24 horas o 48 horas de tiempo máximo tras su ingreso en la clínica u hospital. Las intervenciones quirúrgicas de castración se realizarán según las normas más estrictas del protocolo quirúrgico en este tipo de intervenciones, sin que pueda haber diferencias ni en la técnica ni en el material empleado con castraciones realizadas sobre pacientes propiedad de clientes habituales. La tarifa por honorarios profesionales de cada animal castrado será asumida en un 50% por cada uno de los veterinarios actuantes y el resto será abonado por la aportación económica que para este fin libere el propio Ayuntamiento de Málaga, o con las donaciones voluntarias de los miembros de la Sociedad Protectora de Animales de Málaga o de ciudadanos concienciados, para lo cual se abrirá una cuenta corriente. El coste pues durante la campaña y sólo para los gatos callejeros será de 30 €. por cada macho castrado y de 42 €. por cada hembra castrada, o si se prefiere de 36 € por cada animal, independientemente de su sexo. La identificación de todos los animales castrados se hará en el centro veterinario igualmente bajo los efectos de la anestesia general. Esta identificación se hará bien mediante una letra tatuada en la cara interna de la oreja derecha, por ejemplo la letra "E" de esterilizado o bien mediante un corte con electro bisturí de la punta de la oreja derecha. Ambos métodos son humanitarios realizados en estas condiciones y están aprobados por la Organización Mundial de la Salud. Igualmente a cada gato se le colocará en el cuello una cinta del mismo color que el de la jaula para que los operarios municipales puedan retornarlo sin equivocarse a la misma colonia de donde fue capturado. El médico-veterinario actuante no cobrará ningún plus o extra por la identificación. Por último, todos los gatos esterilizados serán vacunados profilácticamente contra la rabia. Por este otro acto médico el veterinario clínico no cobrará nada y el coste de cada dosis vacunal será subvencionado al 100% por el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga. El pago de los honorarios especiales acordados para esta Campaña a cada centro veterinario colaborador será abonado a través del Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga tras la presentación de los vales-autorizaciones que fueron facilitados por los representantes municipales. El número de gatos a castrar dependerá lógicamente del dinero que para esta Campaña libre el Ayuntamiento, la Sociedad Protectora de Animales y la donación popular. En el supuesto de que en una primera fase no se pudiera hacer una campaña global de todas las colonias de gatos existentes en la ciudad, se escogerán varias colonias a modo de plan piloto, empezándose por los distritos donde tanto los representantes municipales como los vecinos estén más concienciados.

4.- Liberación de los gatos esterilizados. Como ya se ha indicado, a las 24-48 horas como máximo, los servicios operativos pasarán a recoger a los animales ya castrados e identificados para liberarlos en el mismo lugar donde fueron capturados. Esta liberación se debería realizar siempre en lo posible en presencia de algún miembro de la Sociedad Protectora de Animales o de las personas que ésta o la agrupación de vecinos hubieran designado. Con ello se garantiza la total transparencia del procedimiento y nos aseguramos de continuar con la colaboración ciudadana.

5.- Seguimiento de la colonia de gatos/as castrados, por las personas designadas o que voluntariamente acepten esta pequeña obligación, a la vez que se ocupan de alimentarlos. Este seguimiento podrá ser supervisado por el Ayuntamiento y por la Sociedad Protectora de Animales. Se dará aviso a los operarios cuando se detecte la incorporación de nuevos ejemplares no identificados y por lo tanto no castrados, con objeto de reiniciar el procedimiento de 1 a 5 con estos otros animales.

Estas actuaciones que planteamos pudieran parecer en principio caras económicamente. En absoluto lo es. Está más que demostrado que resulta bastante más barato que estar ininterrumpidamente capturando y sacrificando gatos. Además de ser pues más económico a medio y largo plazo. Este protocolo de actuación que proponemos en Málaga para el control humanitario y efectivo de la población de gatos callejeros no es algo original sino que ha sido copiado y mejorado de las actuaciones propuestas y publicadas por otros veterinarios y entidades. Eso sí, hemos detectados sus fallos y propuestos alternativas para garantizar el éxito. El colectivo de veterinarios por una parte y el colectivo de proteccionistas por otro, junto con ciudadanos sensibilizados hemos dado este primer e importante paso que hemos reflejado en papel, consensuado y firmado con fecha de hoy 26 de mayo del 2000 en el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga. Este acuerdo lo ofrecemos a los medios de comunicación con la petición de su publicación y divulgación para el conocimiento público y concienciación de los ciudadanos de Málaga, tanto amantes de los animales como no, ya que la problemática es común y afecta a la sociedad en general: es muy importante que los malagueños estén bien informados. Otra copia de este acuerdo se presentará en los servicios correspondientes del Ayuntamiento de Málaga. Confiamos que entre todos podamos llegar a un consenso y que como dijimos antes, Málaga pueda exportar esta acción conjunta de administración, protectoras de animales, voluntarios, público en general y veterinarios a otras localidades. Las actuaciones unitarias caducas, las actuaciones sin educación, la educación cultural, social y sanitaria sin actuaciones, las actuaciones lógicas sin consensos condenadas al olvido y al fracaso. Si esta campaña concreta de control de gatos callejeros mediante captura, esterilización y liberación y mantenimiento de colonias estables cerradas se lleva a feliz término todos los malagueños podremos sentirnos orgullosos por haber demostrado que se puede trabajar en equipo y con civismo.

Por parte de la Protectora y del movimiento vecinal se recogieron firmas de cientos de ciudadanos en los distintos Distritos, asociaciones y peñas y se difundió el amplio comunicado en los medios de comunicación, muchos de ellos lo publicaron con diferente extensión tal es el ejemplo de este artículo publicado el 15 de junio en el Diario Sur, el periódico más veterano y con más tirada de ejemplares en la provincia de Málaga, que también lo publicó en su versión digital en Internet.

Proponen una campaña para esterilizar a los gatos callejeros El Colegio de Veterinarios y la Protectora de Animales apoyan la iniciativa J. Sesmero Carrasco Málaga. Corresponsal del Diario Sur. La iniciativa ya ha sido presentada al Ayuntamiento. El proyecto, que ha gozado de una gran aceptación en varios países europeos, en otras ciudades españolas e incluso en el municipio de Torremolinos, tiene por objetivo proporcionar la máxima calidad de vida en las calles, tanto para los gatos como para las personas, y evitar el riesgo de enfermedades y molestias por olores y ruidos que suelen causar los animales vagabundos. Según los responsables de este protocolo, los felinos,,,, además del "componente afectivo que crean con sus cuidadores anónimos, contribuyen al control de plagas de cucarachas o ratas", de ahí que se muestren contrarios a su captura y exterminio indiscriminado. El método que plantea este documento, firmado en el mes de mayo, consiste en la castración de machos y hembras y la identificación en clínicas veterinarias autorizadas, bajo anestesia general. La devolución al lugar de origen supondrá el establecimiento de colonias censadas y donde ya no se producirán más las molestias por el merodeo de los gatos en celo, las peleas y los marcajes con orina y garras. Paralelamente, según el estudio, se estabilizan las poblaciones, al detectarse con facilidad los ejemplares no esterilizados que se incorporen en adelante, así como se mejora el estado de salud del animal. Los autores del proyecto hacen un llamamiento a todos los ámbitos sociales e institucionales para que apoyen la iniciativa. Así, las personas que suelen alimentar a los gatos en la calle -práctica que está sancionada-, podrían colaborar con los operarios municipales encargados de la captura de los gatos para detectarlos. La retirada del animal, según el texto, se haría mediante jaulas-trampa. El protocolo contempla que los traslados se realizarán a la clínica veterinaria homologada más cercana, cuyo responsable hará un reconocimiento inicial. Los gatos afectados por enfermedad graves serán sacrificados sin dolor. La esterilización tendrá un coste medio de 36 € por animal, financiado al 50 por ciento entre el veterinario y los fondos municipales que se reserven para tal fin. La identificación por tatuaje o corte por electro-bisturí y la vacunación contra la rabia completarán el proceso. Entre 24 y 48 horas después de la retirada, los animales serán devueltos a las zonas donde fueron capturados, y allí se establecerá un seguimiento por voluntarios, que avisarán de la incorporación de ejemplares no identificados. Éstos se someterán al tratamiento, para luego reintroducirlos en la colonia.

Este texto, entre otros, ha sido rubricado por el presidente del Colegio de Veterinarios, Eduardo Moltó, y el presidente de la Sociedad Protectora de Animales, José Carlos Cabra.
Esta presión ciudadana a través de recogida de firmas y la divulgación en los medios de comunicación, junto con el documento de entrada al Ayuntamiento de Málaga posibilitaron que la Concejala municipal responsable del Área de Medio Ambiente y Salud aceptara recibirnos a los representantes de los veterinarios de Málaga; no obstante la entrevistas se retrasó hasta pasado el verano, con la excusa de que su agenda estaba muy ocupada.


2ª REUNIÓN OFICIAL

A dicha reunión, celebrada en las oficinas del Ayuntamiento, acudimos, por parte de los veterinarios los mismos dos veterinarios de la primera reunión, el Presidente del Colegio Veterinario y el portavoz oficial del Colegio con el Ayuntamiento de Málaga, además del Presidente de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Animales de Compañía de Málaga (AMVEAC). Por parte de la administración estuvieron presentes, como se ha dicho, la Concejala del Área y la veterinaria responsable del servicio municipal. Durante algo más de una hora se aclararon todas sus dudas y se le dio respuestas razonadas a todas sus objeciones al proyecto. La reunión transcurrió en un tono diplomático y con argumentos legales y políticos nos dijeron que ya lo estudiarían más despacio y que nos darían una respuesta; en principio, aunque la respuesta no fue un no rotundo, quedó bien claro que no estaban dispuestos a cambiar sus actuaciones. Al salir de la reunión el Presidente de AMVEAC decidió informar a sus asociados de que el proyecto colectivo no continuaría, dando libertad a que cada cual actuara de manera individual respetando los estatutos y códigos veterinarios. El Presidente del Colegio por su parte estimó que sí el Ayuntamiento no se hacia cargo de librar una importante cantidad de dinero para esta campaña, la decisión de facilitar vacunaciones gratuitas de rabia a los gatos que la Protectora decidiera castrar ya no tendrá razón de ser; estimando que el Colegio había tratado de unir posturas y que al no conseguirlo únicamente dejaría libertad de acción a los veterinarios clínicos colegiados en Málaga para que actuaran individualmente como mejor les pareciera. Nosotros por nuestra parte nos olvidamos del tema, hasta que a finales de enero del 2001 la Asociación Protectora de Animales acudió a solicitar nuestros servicios. Ese acuerdo consistía en que la Protectora asumía el servicio de recogida de perros abandonados o extraviados en las calles de Málaga durante las noches y días festivos a cambio de una pequeña subvención que habían decidido emplear en castrar un centenar de gatos callejeros dado que tras la campaña realizada en prensa el pasado año sus socios se la reclamaban. Puesto que el veterinario que la Protectora tenía contratado dispone de un consultorio sin quirófano y sin posibilidad de hospitalización, prefirieron recurrir a nosotros, contando, además, con la promesa por parte de las autoridades municipales que colaborarían puntualmente en la captura de animales que ocasionaran conflictos y que no capturarían a posteriori ningún gato que estuviera identificado como animal esterilizado. Dado que, según nos contó su presidente, su Asociación nos escogió a nosotros por ser en ese momento el único centro veterinario de la ciudad de Málaga reconocido y homologado como Hospital Veterinario por el Consejo General de Colegios de Veterinarios de España, y como dicho compromiso pudiera crear algún precedente, preferimos hacerlo siguiendo nuestra trayectoria de total transparencia. Por lo que se redactó-firmó un Convenio de Colaboración específico para esta campaña en el que se recogen toda la forma de procede de ambas partes.

Este fue el Convenio:

CONVENIO DE COLABORACIÓN ENTRE LA SOCIEDAD PROTECTORA DE ANIMALES Y PLANTAS DE MÁLAGA Y EL HOSPITAL CENTRO POLICLÍNICO VETERINARIO MÁLAGA

En Málaga, a 29 de enero de 2001.

REUNIDOS De una parte, el Presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, D. José Carlos Cabra Ruiz, con DNI, nº XX en nombre y representación de la misma. Y de otra, D. Andrés J. Flores Alés, como Director Veterinario del Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga, con DNI nº XX, en nombre y representación del mismo. Se reconocen ambas partes con capacidad legal suficiente para este acto y

EXPONEN

Primero.- Que la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, a la luz de lo establecido en sus Estatutos, tiene entre sus competencias fomentar el buen  trato de los animales y atender a cualquier forma legal de su protección y  defensa de la naturaleza en general. Que en estos fines se encuadra el objetivo de poner en marcha, a partir de febrero del 2001, una primera campaña de esterilización de gatos callejeros en  la ciudad que, a modo de experiencia piloto, espera alcanzar a una primera  población de unos 100 animales con el objetivo de realizar un control de dicha  población de felinos.

Segundo.- Que el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga, dispone de personal profesional y cualificado, instalaciones y equipamiento necesario para atender una campaña de tales características, además de poseer todas las licencias exigibles por las distintas administraciones y otros, a saber: Licenciados en Veterinaria (Universidad de Córdoba) Colegiados en Veterinaria (Colegio Oficial de Veterinario de Málaga)  Licencia de Apertura (Ayuntamiento)  Centro para el cuidado de animales (Consejería de Agricultura y Pesca, Junta de Andalucía)  Autorización de Radiodiagnóstico (Consejo de Seguridad Nuclear, Ministerio de  Industria)  Hospital Veterinario (Consejo General de Colegios Veterinarios de España)  Colaborador con la Universidad y con Asociaciones científicas.

Tercero.- Que tanto la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga como el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga están de acuerdo en establecer una colaboración para la realización de esta acción conjunta de interés común. Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga y el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga CONVIENEN Estrechar sus relaciones, aunar esfuerzos y establecer normas concretas de actuación que encaucen, dentro del marco preestablecido en las cláusulas y detalles de este convenio, los contactos y colaboraciones para la realización de esta primera Campaña de Esterilización de Gatos Callejeros en la Ciudad de Málaga. A tal fin, formalizan el presente Convenio de Colaboración de acuerdo con las siguientes

CLÁUSULAS

Primera.- Finalidad del Convenio de Colaboración. La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga y el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga están interesados en colaborar en esta Campaña en concreto bajo las estipulaciones que se detallan en este documento.

Segunda.- Ámbito de aplicación y justificación. El control de los gatos callejeros en la ciudad de Málaga por cualquiera de  los dos métodos tradicionales: Retirada y eliminación y Captura y Adopción se  ha comprobado que son de un alto coste y totalmente ineficaces.  El presente Convenio de Colaboración en lo referente a la experiencia piloto  en se basa en fundamentos sociales y científicos-sanitarios del protocolo  propuesto.  Se trata del método de Captura, esterilización y liberación.  Es un método efectivo, además de humano y civilizado. La intervención del equipo de médicos veterinarios del Hospital Centro  Policlínico Málaga es fundamental en este programa propuesto ya que hace un  esfuerzo para reducir sus honorarios profesionales a más del 50% según sus  tarifas, para ayudar a la Sociedad Protectora de Animales de Málaga a  conseguir una suficiente cobertura de animales esterilizados. No olvidemos que los gatos callejeros, independientemente del componente  afectivo que crean con sus cuidadores anónimos en cada barrio de la ciudad, contribuyen al control de otras plagas de animales, tales como cucarachas,  ratas y ratones. Esa las ventajas de su existencia controlada.  Los inconvenientes son el riesgo potencial de transmitir enfermedades a las  mascotas con dueños y las molestias por olores y ruidos principalmente a  ciertas personas y en ciertas épocas. Estos inconvenientes se pueden anular o  minimizar con el plan de control humanitario científico y técnico sanitario  propuesto en este convenio.  El objetivo prioritario es pues conseguir una buena calidad de vida en  nuestras calles tanto para nosotros como para los gatos que estarán  controlados en colonias más o menos cerradas.

Tercera.- Explicación del "modus operandi" y funciones y obligaciones de cada una de las partes. La castración, tanto de machos como de hembras, y la identificación se realizarán en el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga, homologado y autorizado como se dijo antes, bajo anestesia general por cirujanos médicos-veterinarios del Hospital; de esta forma se garantiza evitar sufrimientos a los gatos, a la vez que se evita para siempre muchos de los problemas de comportamiento molestos para las personas que sí se dan en la actualidad: Se reduce el merodeo de los animales en celo y se estabiliza las poblaciones a  áreas más concretas. Disminuye las peleas sexuales, y los marcajes con la orina y garras. Hay una mejora considerable del nivel sanitario de los animales. Mejora radicalmente la calidad de vida de los gatos, sin producir molestias.  Se facilita el control, localización y censado de los gatos. Para poder llegar a esta situación de bienestar y equilibrio que todos deseamos se necesita colaboración de los socios de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga y otros ciudadanos malagueños que deseen colaborar con dicha Asociación para tratar de llevar a buen fin el siguiente protocolo:

1.- Ofrecimiento voluntario de las personas que habitualmente dan alimentos a los gatos en la calle. Estas personas podrán seguir haciendo su labor pero se necesita de su ayuda  para informar a los directivos de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas  de Málaga cuales son los lugares y horas más adecuados para colocar las  jaulas/trampas.  Esta información podrá hacerse de forma directa mediante llamada telefónica a  la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga o bien de manera  anónima enviando un correo electrónico al buzón de la Sociedad Protectora de  Animales y Plantas de Málaga: c3BhcG1hQHZldGVyaW5hcmlhLm9yZw== .  Una vez devueltos los gatos a sus respectivos lugares de origen o colonias,  tras haber sido operados e identificados, estas mismas personas, o las que se  designen entre los propios socios de la Sociedad Protectora de Animales y  Plantas de Málaga serán las encargadas de cuidar, como hasta entonces, a los  mismos gatos, a la vez que hacen una vigilancia para avisar a la Sociedad  Protectora de Animales y Plantas de Málaga en caso de que exista ingreso de  nuevos ejemplares no identificados y por lo tanto no castrados, con objeto de  proceder a la captura selectiva, castración y reintroducción.

2.- Captura humanitaria de todos los gatos de cada colonia mediante jaulas-trampas, no admitiéndose ningún otro método estresante como el uso de lazos, redes o sacos.  Este trabajo especializado será efectuado por el propio personal de la  Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga o por las personas que  esta Sociedad designe, pudiéndose llegar a acuerdos puntuales con otros  colectivos o administraciones. Los gatos se trasladarán al Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga, único hospital homologado actualmente en la ciudad de Málaga por el Colegio  Oficial de Veterinarios de Málaga y que colabora voluntariamente en régimen de exclusividad con la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga. Las personas designadas, autorizadas e identificadas como tales por la  Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga entregarán en el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga, los animales capturados indicando la  procedencia de la captura mediante cintas de colores en las jaulas. Un  veterinario del Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga efectuará un reconocimiento clínico de cada animal. Los animales con síntomas clínicos de enfermedad infectocontagiosa, parasitaria o traumática grave, serán  descartados del programa de esterilización, y serán eutanasiados con métodos  humanitarios.  El resto de los animales serán dejados en depósito en el Hospital Centro  Policlínico Veterinario Málaga con un papel o vale en el cual la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, por medio de su Presidente u otra  persona de su Junta Directiva, autorice las esterilizaciones y/o eutanasias.  Ese documento papel tendrá a todos los efectos la categoría de autorización de  anestesia general y de comprobante del trabajo realizado, por lo que se  indicará en cada uno la fecha, los datos personales e identificativos de la  persona que entrega a los gatos, el número de animales, y el nombre del  veterinario del Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga que recibe los  animales a su entrada al Hospital. A las 24-48 horas como máximo cualquier persona designada, autorizada e identificada por la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga  pasarán a recoger a los animales ya castrados e identificados para liberarlos  en el mismo lugar donde fueron capturados o para donarlo en adopción. En caso  de eutanasias o fallecimiento durante la cirugía igualmente la Sociedad  Protectora de Animales y Plantas de Málaga se hará cargo de sus cuerpos.

3.- Servicios Médico-Quirúrgico Veterinario. El Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga, único centro veterinario colaborador de esta Campaña, se comprometen a realizar la hospitalización, preparación operatoria, anestesia, intervenciones quirúrgicas de  esterilización, así como la identificación de cada uno de los gatos y el  mantenimiento post-operatorio hasta su retirada a las 24 horas o 48 horas de  tiempo máximo tras su ingreso en el Hospital. Las intervenciones quirúrgicas se realizarán según las normas más estrictas del protocolo quirúrgico en este tipo de intervenciones, sin que pueda haber  diferencias ni en la técnica ni en el material empleado con castraciones  realizadas sobre pacientes propiedad de clientes privados. No obstante no se contempla en este convenio, ni se realizará, ningún tipo de  chequeo preoperatorio, ni analítica sanguínea ni urinaria, ni estudio  ecográfico ni radiológico, ni electrocardiograma.  La identificación de todos los animales castrados se efectuará igualmente bajo  los efectos de la anestesia general. Esta identificación se realizará mediante  un corte con electro bisturí de la punta de la oreja derecha, método  humanitario aprobado por la Organización Mundial de la Salud.

Cuarta.- Condiciones económicas. Dado que desde hace unos años no existen tarifas de obligado cumplimiento por  el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga, sí de tarifas  recomendadas. Dado que se exige el mejor trato a los animales sin que pueda haber  diferencias ni en la técnica ni en el material empleado con esterilizaciones  realizadas sobre pacientes propiedad de clientes privados.  Dado que el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga es miembro de la  Asociación Malagueña de Veterinarios Especialistas en Animales de Compañía de Málaga (AMVEAC) y de otras asociaciones científicas y profesionales con las  que mantiene un compromiso ético y deontológico de respetar unas tarifas  mínimas recomendadas para no hacer peligrar la calidad de los actos médicos. Dado que es lógico suponer unos costes por honorarios veterinarios en los que  se incluyen los servicios de uso de quirófanos, jaulas de hospitalización,  instrumental y material, anestesia y otra medicación, así como los propios  honorarios profesionales de los médicos veterinarios actuantes,  Dado que el Hospital Centro Policlínico Veterinario presta estos servicios  actualmente a sus clientes privados con la máxima calidad que hoy día puede  ofrecerse en Medicina Veterinaria.  Dado que el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga conoce el  anteproyecto del Código Deontológico del la Profesión Veterinaria con  proyección nacional y de la unión europea e iberoamericana que en cuanto a  honorarios establece tener en cuenta las tarifas orientativas establecidas, la  situación económica del pedidor de servicios, la importancia de los servicios  prestados, la propia competencia profesional y las circunstancias particulares  de cada caso.  Expuesto, a título simplemente de orientación, que actualmente se está  cobrando por esterilización de gatos machos, se trata de lo denominado cirugía  menor, a partir de 60 €, y por gatos hembras entre 90 y 150 €,  dependiendo de diversos factores fisiológicos, ya que se trata de lo  denominado cirugía mayor, por tener que trabajar en cavidad abdominal. Teniendo presente que las últimas tarifas mínimas obligatorias para el  ejercicio con animales de compañía de la provincia de Málaga fueron consensuadas por AMVEAC y publicadas por el Ilustre Colegio Oficial de  Veterinarios de Málaga en 1994, hace siete años. Teniendo en cuenta que en ellas la castración de gatos machos se estipularon a  partir de 42 € y la esterilización de gatas a partir de 60 o de  78 €, en dependencia de la técnica. Teniendo presente que se trata de una experiencia piloto. Teniendo presente que la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga  es una sociedad sin ánimo de lucro y declarada de Utilidad Pública. El Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga ha valorado el objetivo  social de la iniciativa de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de  Málaga y ha acordado subvencionar en más del 50% sobre cualquiera de las  tarifas de referencia actuales.  Esto es, realizará la esterilización de cada paciente a un precio unitario de  30 €, independientemente se trate de gato macho o de gata.  Igualmente el precio de cada una de las eutanasias, que por los supuestos de  enfermedad grave se decidieran realizar, se establece también en una  subvención de un 50% sobre la tarifa más antigua mencionada, la del año 1994,  por lo que será su coste de 15 €. por gato eutanasiado.  Además, el suplemento de trabajo que supone la identificación de cada gato/a  operada será subvencionado por el Hospital Centro Policlínico Veterinario  Málaga al 100%.  Así pues el importe por honorarios profesionales según la tarifa especial  aplicada para este convenio concreto será abonada al Hospital Centro  Policlínico Veterinario Málaga por la Asociación Protectora de Animales y  Plantas en forma de pago al contado, talón conformado o transferencia bancaria  a la presentación de las facturas, las cuales se deberán abonar a mes  cumplido, con el recargo legal del 7% de IVA y su total será en función del  número de gatos/as intervenidos cada mes.  Antes de comenzar la campaña la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de  Málaga deberá hacer un ingreso, por una cantidad de dinero a determinar de  mutuo acuerdo, y que quedará en depósito a modo de garantía. El número de gatos a castrar dependerá lógicamente del dinero que para esta Campaña disponga la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, pero  se estima a priori en 3.000€

Quinta.- Compromisos adquiridos de índole no económica. La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga garantiza la exclusividad al Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga en lo referente a esta Campaña de Esterilización. La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga dará la suficiente divulgación mediante sus propios medios, periódico, revista, boletín o página Web, a sus socios, así como en otros medios de comunicación a los que tenga acceso, prensa escrita, radio, televisión, Internet, del acuerdo adquirido citando claramente el nombre completo del Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga. La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga dará preferencia al Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga a la hora de ampliar esta u otras campañas parecidas. A efectos igualmente informativos la Sociedad Protectoria de Animales y Plantas de Málaga y el Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga elevarán un escrito, firmado conjuntamente, al Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga. Ese escrito únicamente comunicará el convenio firmado haciendo referencia a la singularidad y a las tarifas especiales acordadas. Dicho escrito podrá utilizarse indistintamente por cualquiera de ambas partes para emitirlo como comunicado o nota de prensa a cualquier persona o entidad.

Sexta.- Entrada en vigor y duración. El presente convenio entrará en vigor en el momento de su firma y su vigencia será de un año, renovables por períodos iguales por acuerdo tácito. En principio todos los animales objetos de este Convenio deberán ingresar y salir del Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga en horario normal de atención al público, esto es de 10 a 13h y de 17 a 20h, en días de lunes a viernes, no atendiéndose en horario de urgencias.

Séptima.- Terminación y rescisión. Las partes podrán denunciar o modificar el presente documento en cualquier momento por mutuo acuerdo. Cualquiera de las partes podrá, a su vez, denunciarlo comunicándolo por escrito a la otra parte con tres meses de antelación a la fecha en que vaya a darlo por terminado. El incumplimiento de lo pactado por cualquiera de ambas partes hará que el convenio quede suspendido, independientemente de que en cualquier caso habrán de ser abonadas las facturas que en ese momento estuvieran pendientes.

Octava.- Tribunales. El presente Convenio tiene naturaleza privada, en caso de litigio sobre su interpretación y aplicación a que dé lugar, los Tribunales de Málaga serán los únicos competentes, renunciando expresamente ambas partes a cualquier otros fueros que pudieran corresponderles. Y en prueba de conformidad, se firma por duplicado en el lugar y fecha indicados en el encabezamiento .El escrito a que se hace referencia en el apartado quinto se copia a continuación:
Dirigido a: Sr. Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga.
Asunto: Informe sobre el Convenio de Colaboración entre la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga y el Hospital Centro Policlínico Málaga para la realización de una Campaña de Esterilización de Gatos Callejeros en la Ciudad de Málaga. Fecha: 05.02.2001
Tenemos el gusto de dirigirnos a usted y al Colectivo que representa para informarle de manera formal de que el día 29.01.01 firmamos un Convenio de Colaboración para la realización de una Campaña de Esterilización de Gatos Callejeros en la Ciudad de Málaga, que, a modo de experiencia piloto, espera alcanzar a una primera población de unos 100 animales con el objetivo de realizar un control de dicha población de felinos. Para ello hemos firmado un documento de 6 páginas con los siguientes 8 puntos:
Finalidad del Convenio de Colaboración. Ámbito de aplicación y justificación. Explicación del "modus operandi" y funciones y obligaciones de cada una de las  partes. Compromisos adquiridos de índole no económica. Entrada en vigor y duración. Terminación y rescisión. Tribunales.
Dicho documento privado está a su disposición para su lectura, en caso de desear conocer todos los detalles de dicho convenio, en cualquiera de nuestras dos sedes. Atentamente José Cabra Ruiz - Presidente Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga Andrés J. Flores Alés - Director Hospital Centro Policlínico Veterinario Málaga

Ejecución y resultados. La realización se ciñó al protocolo establecido. Los medios de comunicación se hicieron eco de la campaña; algunos publicaron la información en forma de nota resumida y otros lo hicieron de manera más extensa tal fue el caso del Diario de Málaga cuyo texto reproducimos:

Una iniciativa pionera para controlar la población. La sociedad lanzará una campaña para la esterilización de gatos callejeros. La Sociedad Protectora de Animales de Málaga pondrá en marcha este mes una primera campaña de esterilización de gatos callejeros en la ciudad que, a modo de experiencia piloto, espera alcanzar a una primera población de entre 100 y 200 animales. La proliferación de gatos en zonas como El Ejido o los paseos marítimos es un hecho palpable desde hace tiempo aunque según el presidente de la Protectora, José Carlos Cabra, lo cierto es que en cada obra o derribo de Málaga habitan colonias formadas por decenas de estos animales que hace "muy urgente" un control de la población. A falta de medios de transporte para los animales y personal para su recogida, la Protectora promocionará la campaña a la que dedicará medio millón de pesetas de su presupuesto apelando a las personas que habitualmente ponen comida a los gatos en las calles. "Sabemos que cada uno nos podría traer unos cuantos del grupo que cuida", señaló Cabra, que explicó que ya se ha contactado con una policlínica veterinaria de la capital en la que se realizarían las intervenciones en pocas horas antes de devolver al gato a su lugar de recogida. La Protectora, que realizará la campaña en solitario debido a que el Ayuntamiento "no ve claro el recoger gatos para después devolverlos a la calle", está dispuesta a facilitar gateras-cestos especiales para el transporte de los felinos a todas las personas que los soliciten. Descendencia numerosa Según los cálculos de la Sociedad Protectora de Animales de Málaga, que actualmente tiene sus instalaciones junto a la barriada de Los Asperones pero que en próximos meses se trasladará a una parcela de 8.000 metros cuadrados en la Virreina, cada gato puede engendrar una descendencia que a lo largo de varias generaciones puede alcanzar los 4.000 individuos en tan solo siete años, debido las numerosas camadas. "Será una campaña que tendrá fallos y aspectos que se nos escaparán, pero nuestra idea es repetirla todos los años", afirmó Cabra, que si bien aduce que la población de gatos sirve para controlar proliferaciones de roedores en la ciudad, también presenta riesgos como la presencia de pulgas y otras plagas, como la que en mayo del pasado año afectó a unas salas del antiguo Conservatorio de Danza.
Tanto socios como no socios de la Protectora desinteresadamente capturaron los gatos, los trajeron al hospital y posteriormente lo recogieron para su suelta en el mismo lugar de su captura. En una partida de gatos localizados en el Campus de la Universidad de Málaga la recogida la realizó el personal de los servicios operativos del Ayuntamiento de Málaga en coordinación con miembros directivos de la Protectora. En los primeros días varias personas intentaron beneficiarse de manera privada del acuerdo y acudieron al Hospital con sus gatos que por su mansedumbre y buen aspecto físico se veía claramente que no eran gatos callejeros sino domésticos. A estas personas, se le explicaba el convenio y se les daba a firmar el siguiente documento redactado expresamente para tal fin:

Autorizo al Centro Policlínico Veterinario Málaga a realizar la operación de CASTRACIÓN y/o EUTANASIA, según se decida clínicamente tras un reconocimiento físico, bajo ANESTESIA GENERAL, sobre el gato/gatos o/y gata/s que ingresan en dicho Hospital y que se engloban en la I Campaña de Esterilización de Gatos Callejeros, durante los meses de febrero a abril de 2001, según Convenio de Colaboración firmado el 29.01,2001.Si el animal presenta síntomas clínicos de enfermedad grave, será descartado directamente del Programa de Esterilización y eutanasiado con métodos humanitarios, consistente en aplicación inyectable de un anestésico/eutanásico. Los gatos/as una vez esterilizados, serán identificados, mediante un corte con electrobisturí en la punta de la oreja derecha. Dado que los animales tratados en esta Campaña provienen de la calle y podrían padecer enfermedades víricas, infecciosas o parasitarias, existe el riesgo real de muerte intra o post-operatoria, sabiendo que dado el precio especial acordado en dicho Convenio, ninguno de los gatos/as de esta Campaña, serán sometidos a ningún chequeo pre-operatorio que disminuya ese riesgo real. La persona que entrega al animal, se compromete a retirarlo según indicaciones del Policlínico Veterinario Málaga en un plazo de 24 a 48 horas. Salvo en el caso de tenerlo que someter a eutanasia, o que muera por no soportar la anestesia y/o cirugía; en este caso su cuerpo será retirado por algún representante de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas. Las condiciones económicas serán las estipuladas en el Convenio de referencia.

Ninguno de ellos lo firmó (que es de lo que se trataba) y todos reconocieron que venían equivocados, corriéndose entre ellos la voz y solo lo intentaron 7 personas. A pesar de que algunos gatos venían claramente parasitados y que tres sufrieron complicaciones anestésicas, todos se recuperaron sin más novedad y no fue necesario realizar la eutanasia a ninguno. Se intervinieron un total de 100 gatos, de diversas zonas de la capital malagueña aportados por un total de 23 colaboradores. Todos los gatos fueron de raza común o europea. Curiosamente la zona de procedencia del mayor número de gatos aportados no fue la más cercana al Hospital (29006) sino justamente la zona del vecino gracias a cuya solicitud se inició la gestión (29018). Las hembras fueron claramente superiores a los machos, 74 hembras en total sobre solo 26 machos. Las capas de los animales intervenidos se expresan por separación de sexos en estas dos tablas: El peso, tanto de machos como de hembras, se detallan en este gráfico: Para las hembras el peso inferior fue de 1,8 Kg. y el superior de 4,7 Kg. con una media de 3,226 Kg. El peso inferior en los machos fue de 1,5 Kg. y el superior de 4,9 Kg., con una media de 3,540 Kg. La técnica quirúrgica para los machos normales fue la de orquidectomía bilateral con técnica abierta, con un solo corte escrotal y sin suturas. Está descrita por Sluijs (1993) pero básicamente consiste en incisión longitudinal sobre escroto, extracción del testículo, aislamiento y disección roma de la túnica vaginal parietal, disección del conducto deferente y vasos espermáticos, corte del primero cerca del testículo utilizándolo como sutura para dar tres nudos sobre los vasos espermáticos, cortando posteriormente. En las hembras se realizaron dos técnicas quirúrgicas en dependencia de si estaban gestantes o no. En las gestantes o con matriz bien desarrollada se realizó ovariohisterectomía por línea media. En las no gestantes y jóvenes se realizó ooforectomía mediante electrobisturí. Se extirparon los ovarios dejando la bolsa ovárica ya que según tenemos entendido que el tejido ovárico difuso que existe en la bolsa proporciona los efectos beneficiosos de las hormonas, sin producir un estro. La ovariohisterectomía se realizó con la técnica habitual empleada en el Hospital. Tanto la sutura de vasos ováricos como uterinos, la ligadura del muñón y el cierre en tres planos de la incisión abdominal se realizó con Flexigut, sutura reabsorbible. Las fotografías muestran diferentes etapas del acto quirúrgico de una de las gatas intervenidas Las gatas preñadas tenían un nº variable de fetos. Tras la esterilización cada animal se identificaba como animal castrado mediante la realización de una otectomia parcial de la manera que se ilustrada en las fotografías. Como observaciones citamos las siguientes: 1 absceso en zona dorsocaudal, 2 paradas respiratorias (ambas se resolvieron) 1 caso con micosis, 1 úlcera corneal izquierda, 3 problemas respiratorios, rinitis, mucosidad, 1 oreja izquierda amputada, 1 caso de quistes ováricos, 1 caso con tenias, 3 gatos con heridas de pelea por todo el cuerpo, 1 cliptorquídeo abdominal, 1 caso con testículo abdominal, 1 parada respiratoria (se recuperó) 1 fractura tibia derecha, antigua, con callo óseo, Todos los gatos/gatas quedaban hospitalizados un mínimo de 24 horas y el Alta e inmediata suelta se producía con los animales totalmente recuperados. Las intervenciones quirúrgicas las iniciamos en febrero del 2001 y se prolongaron durante 3 meses, hasta finales de abril del mismo año.
En la campaña se implicó a todo el equipo humano del Hospital, ya que tanto el ingreso como el alta lo registraba el personal auxiliar, supervisado siempre por uno de los médicos veterinarios y las intervenciones se realizaron indistintamente por los tres médicos veterinarios que en esa fecha trabajábamos en el Hospital. Meses después a la terminación de la campaña hemos tenido ocasión de hablar personalmente con el presidente de la Protectora y con varios de las personas que colaboraron. Todos nos cuentan que están muy satisfechos por los resultados ya que los gatos esterilizados se han vuelto más tranquilos y dóciles, han engordado y mejorado su aspecto general y, además, el Ayuntamiento ha cumplido su promesa de no capturar a ningún animal con otectomía parcial. Nosotros mismos cuando paseamos por el Paseo Marítimo de Málaga o tomamos una cerveza en la terraza del Club Marítimo Mediterráneo, en esta primavera del 2002 hemos tenido la ocasión de ver gatos y gatas con la punta de las orejas cortadas con un aspecto inmejorable y eso indudablemente nos complace. Lamentablemente esta campaña piloto no se ha vuelto a repetir, pero confiamos que nuestra iniciativa y experiencia pueda servir de modelo, con las correspondientes mejoras adaptadas a cada circunstancia, para otros colegas.
ASANDA Facebook
ASANDA Facebook
Conferencia veterinaria
Aquí puedes ver vídeos y texto de la Conferencia ofrecida en Cáceres por Jose Enrique Zaldívar y Miguel Ibáñez el 19/04/2012.
Profesorado Animalista

Profesorado Animalista
Si eres profesor y quieres educar a los alumnos en el respeto a los animales,
por favor lee esto

SOS Veneno

SOS Veneno

Bandera

Bandera española antitaurina

Paseador de perros

Paseador de perros
paseadordeperros.com
Encuentra al paseador de perros de tu localidad. Trabaja como paseador de perros. Profesionales que se dedican a: pasear perros, llevar al veterinario o peluquería, cuidarlos el fin de semana....