Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Documentos Protectoras y refugios INFORME: DENUNCIAS CONTRA LA S.P.A.P. DE SEVILLA   

La mano de obra la ponemos gratis pero los materiales tenemos que pagarlos. Necesitamos tu colaboración económica para poder seguir actuando

Boletines

Destacados

Legislación animales

 

Protectoras andaluzas

Reclama daños

Reclamar daños

STOP Spam Animalista

STOP Spam animalista

NO Cazadores

No Cazadores

Salvapantallas

Salvapantallas

Agradecimientos

Plataforma Animalista Mundial

Fundación Utopía Verde

Más información

Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
¿Nuevo usuario?
 

INFORME: DENUNCIAS CONTRA LA S.P.A.P. DE SEVILLA   

(cerradoa 09.06.2004)

A mediados de junio de 1999, ASANDA presentó, ante diversos organismos, varias denuncias contra los responsables del Centro de Acogida de Animales que la Sociedad Protectora de Animales y Plantas mantiene en Mairena del Aljarafe, municipio próximo a la ciudad de Sevilla. Este es el relato cronológico de los hechos que nos llevaron a presentar tales denuncias, las circunstancias que los rodearon, las causas que los provocaron, las polémicas que suscitaron y su desarrollo hasta el presente. A medida que surjan nuevas incidencias seguiremos contándolas con el detalle necesario.

Enero de 1995: posiblemente esta sea la mejor fecha para comenzar el relato, pues aunque hay detalles anteriores, es entonces cuando miembros de la directiva de ASANDA mantenemos una entrevista con el presidente de la S.P.A.P. para hacerle llegar dos peticiones: que no siga ocultando a la opinión pública las verdaderas estadísticas de los animales que se sacrifican anualmente en el Centro de Acogida, y que cesen en el uso de ANECTINE para sacrificarlos. Nuestros argumentos para tales solicitudes son sencillos: si se miente a los ciudadanos diciéndoles que en la Protectora sólo se sacrifican los animales enfermos, quedando el resto en sus instalaciones hasta que se les encuentra un nuevo dueño o mueren de viejos, los ciudadanos seguirán entregando animales sin el menor remordimiento. Si se les dice la verdad, esto es, que en la Protectora se sacrifican miles de animales cada año porque no hay espacio suficiente para ellos ni es posible encontrar nuevos dueños para todos, los ciudadanos se harán más conscientes del problema (en informe adjunto se resumen las estadísticas declaradas por la propia Protectora, junto con sus incongruencias). En cuanto al método de sacrificio que utilizan, le informamos que está prohibido por cruel (algo que no dudamos que él ya sabía) y nos ofrecemos a colaborar si el empleo de dicho método es por causas económicas. Aquí hay que señalar que ya el 23 de mayo de 1994, el director del zoosanitario de Sevilla, mediante carta publicada en ABC, había solicitado al presidente de la Protectora que aclarase a los ciudadanos "en qué consiste la inyección letal con la que sacrifican a los animales, y qué hacen con los cadáveres después". Dicha carta nunca fue contestada.

Durante la entrevista, el Presidente de la S.P.A.P. ni niega ni acepta nada: se limita a decirnos que si tenemos pruebas de lo que decimos, que lo denunciemos. Por supuesto le explicamos que nada está más lejos de nuestros deseos que denunciar a una protectora, pero cualquier intento de diálogo se muestra inútil. También le solicitamos copia de sus estadísticas (dice que las nuestras no son correctas) sobre el número de animales recogidos, donados, sacrificados, etc. Promete enviárnoslas, pero nunca lo hace.

Tras la entrevista, la directiva de ASANDA decide no presentar denuncias porque las pruebas que tenemos son testimoniales y sabemos como "se las gasta" el presidente de la S.P.A.P. Preferimos esperar hasta poder reunir pruebas fehacientes, aunque tal decisión, sobre todo en lo referente al método de sacrificio de animales, suponga para nosotros una carga que, hasta ahora, hemos llevado sobre nuestras conciencias.

De la celebración y contenido de la entrevista dimos cuanta a los socios en el Boletín de ASANDA nº 20, correspondiente al primer trimestre de 1995. Este es su texto íntegro:

"En enero mantuvimos una entrevista con el presidente de la S.P.A.P. de Sevilla, a fin de hacerle llegar las quejas y denuncias que algunas personas nos formulan sobre las condiciones que a veces se dan en el refugio que dicha Sociedad mantiene en el Aljarafe, y que hemos podido confirmar personalmente.

Igualmente le manifestamos que a nuestro juicio es contraproducente manipular los datos sobre el número de animales que allí se sacrifican, ya que a nuestro entender, es mejor que la opinión pública conozca la realidad de las cifras. Eso no desdiría en nada su prestigio y puede abrir los ojos de muchos sobre el problema del abandono de animales. Suelen mantener ante la opinión pública, que en el refugio sólo se sacrifican los animales enfermos e incurables, cuando, según los datos que poseemos, la realidad es muy otra.

Finalmente le manifestamos nuestra firme repulsa al uso de curarinas sintéticas como método de sacrificio de animales, ya que es un sistema cruel y prohibido por la legislación vigente.

En todo momento intentamos que entendiera que ASANDA no desea inmiscuirse ni entorpecer una labor que en muchos aspectos respetamos, y que muy al contrario, como en estos años hemos demostrado, nuestra actitud es de colaborar en lo que podamos, si la S.P.A.P. así nos lo solicita. Pero que las denuncias que recibimos y que podemos confirmar, nos ponen entre la espada y la pared. A pesar de ello, encontramos una actitud recelosa y la negación de incluso lo evidente, prometiéndonos unos datos que confirmarían lo equivocado de nuestras quejas. Hasta la fecha no hemos recibido dichos datos.

Al margen de lo expuesto, todos entendemos que ASANDA y la S.P.A.P. de Sevilla, aun manteniendo criterios diferentes en muchos temas, por ejemplo en el de las palomas y los zoos, debemos compartir un objetivo: trabajar desinteresadamente por la defensa de los animales".

2 de julio de 1995: en Diario 16 se reseña el acuerdo firmado entre la Protectora y 68 municipios de la provincia para la recogida de perros. La Protectora afirma que "ninguno de ellos es sacrificado, excepto los que llegan muy enfermos o con infecciones".

2 de diciembre de 1995: El Correo y Diario 16 informan que la Protectora tiene suscrito un convenio para la recogida de palomas en Sevilla por importe de más de cuatro millones de pesetas. Comisiones Obreras denuncia que muchas de las palomas recogidas son posteriormente vendidas por la Protectora a 65 y 100 pesetas ejemplar. El Presidente de la Protectora niega que las palomas sean vendidas: dice que son regaladas a cambio de "donativos".

15 de septiembre de 1996: el ayuntamiento de Sevilla no desea renovar el convenio suscrito con la Protectora para la recogida de perros y gatos. El jefe de higiene del laboratorio Municipal dice que se ha llegado a situaciones no deseables porque, animales entregados por el ayuntamiento a la Protectora son luego donados "previo pago de una cantidad por un plan sanitario". Es decir, que por cada animal cobran dos veces.

9 de septiembre de 1997: ante la denuncia pública de un ciudadano que se siente afectado por la forma de actuar de la Protectora, su Presidente declara al El Correo que durante 1996 recogieron 5.039 perros y donaron 2.541. No indica el destino de los perros recogidos pero no donados.

Junio de 1998: un objetor de conciencia que prestaba su servicio social sustitutorio en el Centro de Acogida, se pone en contacto con ASANDA y nos relata muchas de las cosas que suceden allí y que ya sabíamos, y otras que sólo sospechábamos. Nos muestra fotografías y se ofrece como testigo para interponer una denuncia . El abogado que nos asesora estudia las pruebas y estima que siguen siendo circunstanciales (no hay forma de demostrar que las fotografías han sido tomadas allí, y sólo tenemos la palabra de este muchacho contra la de los posibles denunciados). El testigo nos dice que, posiblemente, un compañero suyo estará dispuesto a declarar y aportar otras pruebas cuando termine el servicio social sustitutorio en el Centro. Asesorados por el abogado, preferimos esperar a este nuevo testigo o a nuevas pruebas.

6 de agosto de 1998: el presidente de la Protectora declara a El País que en 1997 se recogieron en la provincia, entre perros y gatos, casi 3.500 (más los recogidos en el municipio, unos 750 perros) y que todos ellos van a parar al refugio "donde permanecen de por vida si nadie decide adoptarlos.

21 de febrero de 1999: El Correo informa que la Protectora recogió durante 1998 unas 8.000 palomas en Sevilla, que fueron enviadas, en su mayor parte, a Marinaleda, Sierra Norte de Sevilla y Extremadura. 100 de ellas fueron entregadas a la facultad de Sicología para experimentos (lo cual está prohibido sin permisos especiales, que no tenían).

22 de febrero de 1999: el gerente de la Protectora declara a El Correo que durante 1998 recogieron 6.852 perros, de los que donaron 2.525 y devolvieron a sus verdaderos dueños 1.437. Del resto (2.890) dice que se quedan en el refugio "hasta que alguien decide quedárselos, ya que nunca son sacrificados".

Finales de mayo de 1999: Ecologistas en Acción nos remite fotocopias de varios documentos que Natalia Barnés Sánchez les ha hecho llegar. Entre dichos documentos, además de un relato de los problemas que dicha señora ha tenido con la Protectora, se encuentran varias pruebas fehacientes de diversas infracciones cometidas por el Centro de Acogida.

A la vista de esta documentación, junto con las pruebas que hemos podido reunir a lo largo de estos años y con la colaboración de nuevo del objetor que ya se había puesto en contacto con nosotros (y con las declaraciones de otros testigos, dispuestos a testificar si fuera necesario, pero cuyas circunstancias debemos mantener de momento anónimas por razones obvias) nuestro abogado nos da vía libre para preparar las denuncias.

En esas mismas fechas coincidimos con el presidente de la Protectora en una reunión para tratar del proyecto de nueva ordenanza municipal sobre tenencia de animales. Ante representantes del Ayuntamiento y del Colegio de Veterinarios insistimos al presidente de la Protectora para que cesen en el uso de ANECTINE como método de sacrificio. Nos espeta "¿y dónde pone que eso esté prohibido? Con fecha 2 de junio le remitimos un informe con la legislación al respecto.

27 de mayo de 1999: la Protectora firma un convenio con el ayuntamiento de Sevilla para, a cambio de un millón de pesetas, hacerse cargo de los perros ingresados en el zoosanitario para entregarlos en donación a sus socios u otros ciudadanos. Se compromete a comunicar al Laboratorio Municipal el destino de los animales entregados.

28 de mayo de 1999: la Protectora firma un convenio con la Diputación de Sevilla para hacerse cargo de la recogida de perros y gatos en 55 municipios de la provincia.

15 de junio de 1999: presentamos seis denuncias ante la Consejería de Agricultura y una ante el Colegio Oficial de Veterinarios contra los responsables del Centro de Acogida de Animales. Seguidamente detallamos lo esencial de cada una de ellas:

-Denuncia 1 ante la Consejería de Agricultura: que el Centro de Acogida no parece contar con el preceptivo registro de núcleo zoológico. Aunque no lo explicamos en la denuncia por razones tácticas, tenemos pruebas de que el Centro ha estado en situación ilegal desde el 28 de enero de 1981 (fecha en que expiró el plazo para que el Centro se diera de alta en el registro) hasta el 1 de diciembre de 1994, fecha en que se registró. También tenemos un listado oficial de centros inscritos hasta agosto de 1998, en el que dicho Centro aparece en situación de baja. Como estimamos que las instalaciones del Centro no reúnen las condiciones preceptivas, preferimos limitarnos a sugerir la situación actual para que la Consejería tenga que iniciar las comprobaciones por ella misma. El 18 de junio ya aparecen en los medios de comunicación declaraciones del Presidente de la S.P.A.P. diciendo que tienen todos los permisos en regla. El día 19, el Delegado de Agricultura dice lo mismo. Posteriormente aprovecharemos estas declaraciones.

-Denuncia 2 ante la Consejería de Agricultura: que el Centro de Acogida no parece disponer de los medios adecuados para la destrucción de cadáveres (unos 4.000 perros al año) ya que los mismos son vendidos a una empresa para su transformación en harina de carne. El Presidente de la Protectora declara el día 18 al Diario de Sevilla que su Centro no vende animales ni vivos ni muertos, pero que desde hace cinco años envía perros y gatos, en cantidades menores a los 2.000 anuales, a una empresa para su eliminación y transformación; al Correo, que si la empresa hace harina con ellos, será parte de su negocio, que la empresa lo hace gratis aunque ya les ha anunciado que les cobrará 1.000 pesetas por perro, y que el número de animales estregados el último año es de algo más de 2.000; y a Sevilla Información que el número de animales entregados el pasado año fueron unos 2.400. El día 19 el Presidente de la Protectora entrega a los medios de comunicación un certificado de la empresa, fechado el 17 (¡qué rapidez!) declarando que no cobra por los perros que entrega; la empresa declara a El Mundo que cobra 1.000 pesetas por perro, ya que no los transforma en carne sino que los quema; y el delegado de Agricultura dice a El Correo que la empresa usa la carne de los perros para elaborar harinas y grasas, lo cual, explica, es legal. Del verdadero objeto de la denuncia, es decir, de la carencia de los preceptivos sistemas para deshacerse de los cadáveres de los animales, nadie dice nada. También es de destacar que esa semana parecen haber cesado de enviar cadáveres a la empresa transformadora.

-Denuncia 3 ante la Consejería de Agricultura: que el Centro parece proceder a la venta anual de centenares de palomas vivas con fines desconocidos. Estas palomas son capturadas por la Protectora en las plazas de Sevilla merced a un convenio suscrito con el ayuntamiento. Tenemos pruebas documentales de dichas ventas, así como testigos presenciales de las mismas.

-Denuncia 4 ante la Consejería de Agricultura: que las instalaciones del Centro no parecen contar con las instalaciones preceptivas para evitar el contagio de enfermedades a los animales custodiados. Tenemos el certificado veterinario de un perro que, tras permanecer sólo 24 horas en el Centro, es devuelto con heridas, fiebre y huevos de vermes; y la declaración de testigos.

-Denuncia 5 ante la Consejería de Agricultura: que el sacrifico de varios cientos de animales cada año se realiza por asfixia con la administración de alcaloides de curare. Tenemos pruebas testificales y documentales de ello. El día 18 el Presidente declara a Diario de Sevilla que efectivamente usan Anectine, pero que ese método no está prohibido, que sólo lo emplean en casos extremos y sobre todo mezclado con barbitúricos; el día 19 el delegado de Agricultura anuncia en El Correo que sus inspectores van a investigar estos hechos; y el día 20, en declaraciones a El Correo y a ABC, el Presidente admite el uso de alcaloides de curare, negando que sea una práctica prohibida. Adjunto a este informe se puede encontrar otro con la legislación vigente sobre la materia y la forma en que mueren los animales a los que se les administra curare; y la declaración de quien ha sido testigo de miles de sacrificios con el uso exclusivo de ANECTINE.

-Denuncia 6 ante la Consejería de Agricultura: que los servicios de recogida de animales del Centro captura perros ilegalmente. Tenemos pruebas documentales y testificales de la captura de un perro debidamente censado e identificado.

-Denuncia 7 ante el Colegio Oficial de Veterinarios: que en el Centro se vienen cobrando facturas por servicios veterinarios que no prestan. Tenemos y le remitimos pruebas documentales y testificales de ello.

17 al 20 de junio de 1999: prácticamente todos los medios de comunicación dedican importantes espacios a tratar el tema, así como a recoger declaraciones de ASANDA, la Protectora y el delegado de Agricultura. Las informaciones escritas se acompañan como anexo al presente. Debemos señalar que, en su mayoría dan importancia prioritaria al único hecho que no hemos denunciado administrativamente por considerar que no es infracción: el uso de los cadáveres para fabricar piensos. Por otro lado, recibimos varias llamadas y visitas felicitándonos (ninguna criticando las actuaciones) y ofreciéndonos nuevos relatos sobre irregularidades de la Protectora así como ofreciéndose para declarar como testigos si fuera necesario.

24 de junio de 1999: el Colegio de Veterinarios nos informa que procederá a nombrar un instructor del caso para abrir expediente informativo. La Consejería de Agricultura nos informa que las denuncias señaladas como 5 y 6 las traslada al ayuntamiento de Mairena del Aljarafe por ser de su competencia, y que no estima que la venta de palomas con fines desconocidos (denuncia 3) infrinja norma alguna.

30 de junio de 1999: presentamos la Denuncia 8 ante la Dirección General de Consumo: que el Centro se niega a facilitar a los usuarios las preceptivas Hojas de Reclamaciones (acompañamos parte de intervención de la policía local al respecto) y que cobra facturas de forma ilegal (acompañamos prueba documental y testifical al respecto).

30 de junio de 1999: solicitamos a la Consejería de Agricultura copia del expediente de autorización del Centro, información sobre las razones por las que el Centro constaba en situación de baja en 1998, e información sobre si hay expediente sancionador contra el Centro por la ya probada situación de ilegalidad del mismo entre 1981 y 1994.

2 de julio de 1999: solicitamos copia de los convenios suscritos entre la Protectora y el ayuntamiento de Sevilla para la recogida de palomas y la custodia de perros y gatos vagabundos en el casco urbano. Solicitamos copia de los convenios suscritos entre la Protectora y la diputación de Sevilla para la recogida de animales vagabundos en municipios de menos de 5.000 habitantes. Solicitamos la personación como parte interesada en las denuncias 5 y 6 remitidas al ayuntamiento de Mairena del Aljarafe.

15 de julio de 1999: el Laboratorio Municipal nos envía copia del convenio suscrito entre el Ayuntamiento y la Protectora para la custodia de perros y gatos.

21 de julio de 1999: solicitamos al ayuntamiento de Mairena del Aljarafe informe sobre la fecha el la que le fue concedida al Centro de Acogida la preceptiva Licencia Municipal, y copia del convenio suscrito con la Protectora para la recogida de animales en el término municipal.

Sólo un mes después de presentar las denuncias, el Presidente de la protectora ya declara a El País que han recogido "cerca de 4.000 perros", es decir, 1.300 más que los que declaraban el mes anterior. Parece que sus datos se van aproximando a los que suponemos reales.

28 de julio de 1999: solicitamos al Laboratorio Municipal copia de los informes del destino de los animales entregados a la Protectora y la suspensión cautelar del convenio suscrito.

29 de julio de 1999: en un amplio reportaje publicado en El Correo, el Presidente de la Protectora dice que las denuncias presentadas por ASANDA han sido archivadas y que todo el asunto no es más que la pugna por una herencia de un millón de dólares que "una adinerada señora extranjera" iba a entregar para una fundación que dirigiría el Presidente de la Protectora y que van a presentar una demanda contra ASANDA (amenaza que viene repitiendo desde que presentamos las denuncias). Pero lo más curioso de este curioso reportaje es que el presidente ya admite que durante 1998 en su refugio sacrificaron a 2.400 perros (cifra bastante superior a los 2.000 perros que había declarado sólo un mes antes).

1 de agosto de 1999: uno de los responsables de la Protectora declara a Diario de Sevilla que en los seis primeros meses del año habían recogidos 3.904 perros (cifra bastante superior a los 2.000 perros que declaraban haber recogido en el mismo período sólo un mes antes).

5 de agosto de 1999: remitimos (para que se adjunte como prueba) copia de la declaración facilitada por el objetor que trabajó en el Centro al Colegio de Veterinarios (denuncia 7), Consejería de Agricultura (denuncia 4) y Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe (denuncia 5). Denunciamos ante Agricultura a la Facultad de Sicología por realizar experimentos ilegales con palomas (palomas procedentes de la Protectora).

10 de agosto de 1999: El Correo publica un reportaje sobre las capturas ilegales de perros y el cobro irregular por servicios que no presta, de la Protectora.
19 de agosto de 1999: El Correo publica un amplio reportaje con los extremos denunciados por el objetor que trabajó en el Centro: sacrificio con anectine, mala alimentación, falta de higiene, etc. En el reportaje se informa que se ha tratado, sin éxito, de obtener la versión de la Protectora al respecto.

20 de agosto de 1999: el ayuntamiento de Mairena del Aljarafe nos remite copia del convenio suscrito con la Protectora para la recogida de perros en su municipio (por importe de 695.000 pta. anuales). También nos remite escrito informándonos que las instalaciones del Refugio de la Protectora no se encuentran en su municipio, por lo que no son competentes para resolver las denuncias que en su día les remitió la Consejería de Agricultura ni para extender la oportuna licencia municipal.

25 de agosto de 1999: solicitamos al ayuntamiento de Bormujos que nos informe de la fecha en que concedió Licencia Municipal al Refugio de la Protectora. Informamos a la Consejería de Agricultura del escrito recibido del ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. Presentamos ante el ayuntamiento de Bormujos la denuncia por el sacrificio de perros con anectine (5) y remitimos escrito al ayuntamiento de Mairena del Aljarafe informando que la denuncia por la captura ilegal de perros (6) fue documentada por infracción cometida en su término municipal, por lo que entendemos que es de su competencia instruir el expediente sancionador.

20 de septiembre de 1999: recibimos una resolución de la Delegación de Agricultura inadmitiendo las denuncias 1, 2 y 4 por entender que 1º, el Centro se encuentra legalmente inscrito, 2º el Centro dispone de un acuerdo con RENDESUR para la destrucción de los cadáveres, y 3º que el Centro reúne los requisitos zoosanitarios adecuados. No fundamenta la resolución en ningún otro extremo ni entra a considerar ninguna de las pruebas aportadas por ASANDA.

29 de septiembre de 1999: presentamos un recurso de alzada contra las resoluciones de las denuncias 1 y 4 argumentando que las mismas han ignorado el procedimiento administrativo sin determinar los hechos denunciados ni valorar las pruebas presentadas, y solicitamos copia del acuerdo que dicen que existe para que una empresa privada se encargue de la destrucción de los cadáveres, el cual estimamos que es inexistente por indicios que poseemos.

Cursamos escrito a Consumo recordándole que ha pasado el plazo para comunicarnos la iniciación del procedimiento sin que lo hayan hecho, por lo que reclamamos que expidan la comunicación (denuncia 8).

4 de octubre de 1999: nos personamos en el Registro de Núcleos Zoológicos y accedemos a la documentación de la solicitud de inscripción del Centro, comprobando entre otras irregularidades, que efectivamente no existe ningún documento que acredite la existencia de un acuerdo con Rendesur para la destrucción de cadáveres. Muy al contrario, en el expediente se hace constar que los cadáveres se transportarán a unas instalaciones (no se dice cuáles) localizadas en el término de Guillena (Rendesur está en Salteras).

6 de octubre de 1999: presentamos un recurso de alzada contra la resolución de la denuncia 2 por estimar que la resolución ha prescindido del procedimiento establecido.

14 de octubre de 1999: la Delegación de Trabajo nos informa que ha iniciado las actuaciones legales al detectar presuntas irregularidades en el Centro (denuncia 8).

27 de octubre de 1999: el Ayuntamiento nos solicita acreditación del interés de la Asociación para conocer el contenido del Convenio sobre control de palomas suscrito con la Protectora. Dicha acreditación es entregada con fecha 3 de noviembre.

28 de octubre de 1999: la Consejería de Agricultura contesta a la solicitud de información sobre las causas por las que el Centro aparece en situación de baja: "... hacer mención que todo se debió a un error de los servicios veterinarios, que tras visita a su sede social en C/ Santa Ana, comprobaron que allí no había ningún núcleo, y estando en la creencia de que esa era su localización, emitieron un informe proponiendo su baja...". Sin comentarios.  
En el mismo escrito nos niega el derecho a ser informados sobre la existencia o no de algún expediente sancionador contra el Centro por su situación de ilegalidad entre 1981 y 1995.

El Ayuntamiento de Sevilla contesta a nuestra solicitud de información sobre el destino de los cachorros entregados al Centro: de los 25 entregados hasta la fecha, la Protectora les ha informado que 15 han sido donados y el resto, 10, ha muerto en las instalaciones del refugio por enfermedad infecto-contagiosa.

9 de noviembre de 1999: remitimos un escrito al Ayuntamiento de Sevilla señalando la inaceptable mortandad por enfermedad (40%) de los cachorros que entrega a la Protectora (cachorros que entrega previa comprobación de su buen estado de salud), y sugiriendo medidas de control para un mejor uso de la subvención que por tales prestaciones concede a la Protectora (1.000.000 al año). El Ayuntamiento contesta a este escrito el 12 de enero del 2000 de forma un tanto evasiva pero aceptando como interesantes las sugerencias en posibles futuros convenios con la Protectora.

Presentamos un recurso ante la Consejería de Agricultura contra la decisión de no informarnos sobre la existencia o no de expediente sancionador contra el Centro por su situación de ilegalidad durante 14 años.

17 de noviembre de 1999: la Liga Internacional para la Protección del Caballo (a la que la Protectora dice pertenecer y así lo hace constar en sus membretes) nos informa que la Protectora de Sevilla no es parte ni está asociada a la Liga, por lo que se sorprenden del uso indebido de su nombre.

26 de noviembre de 1999: el Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla nos remite copia de la Denuncia Penal interpuesta contra la Protectora por presunta estafa (cobrar coactivamente servicios veterinarios inexistentes), intrusismo (práctica de actos veterinarios por personas ajenas a la profesión), y contra la salud pública (sacrificar animales sin control veterinario y enviarlos a una empresa que fabrica harinas para pienso). La denuncia fue interpuesta ante el Juzgado de Instrucción el 14 de septiembre de 1999.

15 de diciembre de 1999: recordamos al ayuntamiento de Bormujos la obligación que tiene de contestar a nuestra denuncia (5) y a informarnos de la fecha de concesión de licencia municipal al Refugio (1). Solicitamos al ayuntamiento de Mairena del Aljarafe la Certificación de Acto presunto relativa a la denuncia (6) por captura ilegal de perros identificados y censados.

14 de enero de 2000: la Consejería de Agricultura nos niega la solicitud recurrida de informarnos sobre la existencia o no de expediente sancionador contra la Protectora por su situación de ilegalidad durante 14 años. Presumimos que tal expediente no existe y que Agricultura intenta ocultar su actitud prevaricadora.

25 de enero de 2000: presentamos una Queja al Defensor del Pueblo contra el ayuntamiento de Sevilla por no facilitarnos copia del acuerdo suscrito con la Protectora para la captura de palomas en la ciudad.

16 de febrero de 2000: el Defensor nos informa que admite a trámite la queja contra el ayuntamiento por no facilitarnos la copia del convenio para la captura de palomas.

1 de marzo de 2000: el ayuntamiento de Mairena nos informa que abrió expediente informativo sobre la denuncia presentada por captura ilegal de perros, y que a la vista del informe remitido por la Protectora (en el que niega todos los hechos denunciados por Doña. Natalia Barnés) no estima necesario iniciar procedimiento sancionador, sino limitarse a comunicar a la Protectora la necesidad de que extreme las medidas para evitar capturar animales con dueño, y dar traslado al ayuntamiento de Bormujos de las denuncias, solicitando al mismo la comunicación de cualquier anomalía.

15 de marzo de 2000: ante la falta de respuesta de la Diputación de Sevilla a nuestra solicitud de copia del convenio suscrito con la protectora para la recogida de animales vagabundos en diversos municipios de la provincia, presentamos una solicitud de Certificación de Acto Presunto.

19 de abril de 2000: ante la falta de respuesta del ayuntamiento de Bormujos (1 y 5) le solicitamos Certificación de acto presunto.

9 de mayo de 2000: Solicitamos a la Consejería de trabajo información sobre el estado de la tramitación del expediente iniciado contra la Protectora (denuncia 8).

3 de mayo de 2000: recibimos la copia del convenio suscrito entre la diputación de Sevilla y la protectora para la recogida de perros vagabundos en 55 municipios de la provincia. La contraprestación económica es de siete millones de pesetas anuales, y renovable por años. A su vista, remitimos un escrito a la Directora del Área de Medio Ambiente de la Diputación, algunos de cuyos párrafos reproducimos a continuación:

“...Ya puede usted imaginar, que si hemos procedido a solicitarle copia del citado documento, es porque estamos preocupados (y, por tanto, debemos ocuparnos) por el tema del sacrifico de los animales recogidos en las instalaciones de la Protectora, por cuento que tenemos serios indicios de presuntas y graves irregularidades al respecto... En tanto se produzcan las sentencias y decisiones administrativas definitivas, les rogaríamos encarecidamente y por razones obvias, que ustedes también se sirvan tomar cuantas medidas precautorias puedan... / le agradeceríamos que se sirviera remitirnos copia de la memoria de los trabajos realizados por la Protectora durante el tiempo de vigencia del Convenio, memoria que a la vista de la estipulación NOVENA se habrá presentado en noviembre del pasado año. Y a fin de conformar los datos que hasta ahora tenemos, igualmente le agradeceríamos que se sirviera informarnos de si existe un error en la fecha que aparece en el Convenio, también en la estipulación NOVENA, sobre la fecha de abono del primer plazo de la subvención –tres millones de pesetas en abril de 1999- ya que el Convenio fue suscrito en mayo de 1999, y de si el citado Convenio se ha prorrogado para el presente año 2000.”

12 de mayo de 2000: ABC publica un amplio reportaje sobre le problema de las palomas en Sevilla (“una verdadera plaga, que sigue sin controlarse”)  y cita los convenios suscritos por la Protectora con el Ayuntamiento. Informa que algunas de las palomas capturadas son enviadas a Sicología, para hacer estudios con niños autistas, y posteriormente devueltas al refugio...

30 de mayo de 2000: remitimos un informe a ABC sobre el tema de las palomas y la Protectora.

31 de mayo de 2000: presentamos sendas quejas ante el Defensor del Pueblo Andaluz contra Agricultura por la falta de respuesta en tiempo a los recursos por el tema del registro del Refugio (1), de las instalaciones (4) y de los sistemas de eliminación de cadáveres (2)..

15 de junio de 2000: la Diputación nos remite un escrito informándonos de que, al contrario de lo que se recoge en el convenio suscrito con la protectora, la subvención no fue abonada en abril del 99, sino en junio, un mes después de firmar el convenio... Del resto de los datos que les solicitábamos, ni los menciona.

16 de junio de 2000: El Correo de Andalucía publica una entrevista al director del Centro de Acogida, D. Francisco Hernández Carreto. En la misma informa que durante 1999 recogieron “entre 5.000 y 6.000 animales”, y que no le preocupa que en el centro entren tantos animales, porque “al final siempre les damos salida”.

20 de junio de 2000: dirigimos un escrito a la Diputación reiterando nuestras solicitudes anteriores, es decir, copia de la memoria de los trabajos realizados por la Protectora durante el tiempo de vigencia del Convenio e información de si el citado Convenio se ha prorrogado para el presente año 2000.

27 de junio de 2000: El Defensor nos informa que admite a trámite las quejas contra Agricultura por no contestar los recursos de las denuncia 1 (inexistencia de registro de núcleo zoológico)  y 2 (eliminación ilegal de cadáveres). Igualmente nos informa que el ayuntamiento de Sevilla sigue sin atender sus peticiones de información sobre las campañas de eliminación de palomas, por lo que dirige una nueva solicitud (la tercera) en el mismo sentido.

28 de junio de 2000: el Defensor nos informa que admite a trámite la queja contra Agricultura por no contestar el recurso de la denuncia 4 (instalaciones del Refugio).

17 de julio de 2000: el diario ABC publica un artículo en el que el director del Centro de acogida informa que la protectora ha recogido, en el primer semestre de 2000, 2.761 perros y 280 gatos, y que se entregan en adopción una media de cinco a siete animales por día. Esto supone, que en dicho semestre ha entregado en adopción unos 1.000 perros. Del destino de los 1.761 perros restantes nada dice.

31 de julio de 2000: El Correo de Andalucía publica un reportaje sobre la negativa del ayuntamiento de Sevilla a facilitar información sobre los resultados de las campañas de eliminación de palomas.

1 de agosto de 2000: presentamos sendas quejas ante el Defensor, contra el ayuntamiento de Bormujos, por no informarnos sobre la fecha de concesión de la licencia municipal al Centro de Acogida de Animales. (denuncia 1) ni contestar a la denuncia por sacrificio con Anectine (denuncia 5).

4 de agosto de 2000: nos llega un escrito, firmado por Dña. Aurora Romero Castro, en el que nos expone algunas cosas de las que fue testigo al visitar el centro de Acogida de Animales de la SPAP el día 19 de julio del 2000. Entre otras cosas nos cuenta:

“estaba limpiando las perreras con los perros dentro, con agua a presión fortísima, los perros gemían aterrorizados, los que aún no estaban limpios eran una mezcla de perros, caparazones de pollo y pitacos, orina, excrementos, la mayoría diarrea, vómitos... Vi uno herido, lleno de moscas.

El encargado me afirmó que allí no se pedía dinero pero que me cobraba 3.000 pesetas.
...por la manera que los atiende tienen calculado que en menos de catorce días el perro se pudre solo, lo que vi ese día en este refugio es una canallada, inmoral y cruel...”

17 de agosto 2000: el Defensor nos comunica que ha admitido a trámite las quejas sobre las denuncias 1 y 2. Así mismo nos comunica que el ayuntamiento de Sevilla sigue sin contestar a sus requerimientos sobre las campañas de eliminación de palomas, por lo que en esta misma fecha les remite advertencia de declarar su actitud como hostil y entorpecedora de las funciones de la Institución. Inmediatamente Agricultura contesta al recurso de la denuncia 2 no aceptándonos como parte interesada. Contra tal resolución interponemos un contencioso con fecha 16 de octubre.

30 de agosto 2000: Consumo nos informa que la Delegación resolvió la imposición de una sanción pecuniaria (sin especificar el importe) a la Protectora, y que dicha sanción ha sido recurrida por el infractor.

10 de septiembre de 2000: un ciudadano, que no se identifica, entrega un sobre a nuestros colaboradores en el mercadillo de animales de la Alfalfa, con el encargo de entregarlo a la Presidenta. En el sobre, junto con algunas notas explicativas, viene una serie de facturas y otros documentos que permiten hilar, entre otras, las siguientes “curiosidades” de la gestión de la Protectora durante 1998:

-La compra de un perro de raza buldog inglés, a la empresa Eurocanis, por importe de 125.000 pta. El animal fue regalado, según el denunciante, a un alto cargo de la Diputación de Sevilla.

-El pago de facturas por más de 1.700.000 pta., durante nueve meses, a una clínica veterinaria privada por actos quirúrgicos que, según el anónimo denunciante, habían sido realizados por el cirujano de la Protectora.

-El pago de facturas por más de 4.200.000 a una sociedad de gestión por ejecuciones de cobro de subvenciones ¿?

-El pago de unas 900.000 pta. a la esposa del presidente de la Protectora por coordinar un curso de albañilería ¿?

15 de septiembre de 2000: el ayuntamiento de Bormujos nos informa que nunca ha concedido licencia municipal al Refugio de la Protectora. Esto significa que ha estado funcionando de forma ilegal durante todos estos años.

1 de octubre de 2000: algunos medios de comunicación publican la escandalosa compra de un perro de raza por la Protectora, para realizar un regalo. La Agencia EFE indica que “fue imposible contactar con algún responsable de la denunciada para que diera su versión de los hechos”.

11 de octubre de 2000: presentamos una denuncia (8) contra el Centro de Acogida por enterrar las materias contumaces en un pozo ilegal. Estimamos que entierran unos 40 kilos de excrementos contaminados al día, en una zona de posible contaminación freática.

Como la Diputación sigue sin contestar a nuestra solicitud de remitirnos copia de los resultados de las campañas de control de perros contratada con la Protectora, con esta misma fecha presentamos, ante el Defensor del Pueblo, una queja en dicho sentido.

12 de octubre de 2000: el Defensor nos remite la resolución dictada por Agricultura sobre nuestra solicitud de información sobre la existencia o no de un expediente sancionador contra la Protectora por carecer de permiso como núcleo zoológico. En la referida resolución, Agricultura resuelve no facilitarnos la solicitada información.

16 de octubre de 2000: Agricultura nos comunica que ha iniciado actuaciones previas respecto a la denuncia 8. Interponemos un contencioso contra Agricultura por la denuncia 2.

29 de noviembre de 2000: el Defensor nos informa que insiste ante el ayuntamiento de Bormujos para que dicte resolución sobre la denuncia 5 (sacrificio con Anectine)

13 de diciembre de 2000: el Defensor nos remite la contestación de la Diputación a nuestra solicitud del informe de la recogida de perros en la provincia por la Protectora. La Diputación no da ninguna razón, sólo argumenta que “incluir la recogida de perros en el derecho de información sería extender sobremanera el concepto de información ambiental”. El Defensor nos solicita consideraciones sobre dicha contestación.

26 de diciembre de 2000: el juzgado nos remite el expediente de Agricultura para iniciar el contencioso.

2 de enero de 2001: remitimos al Defensor nuestras consideraciones sobre la negativa de la Diputación a facilitarnos la información solicitada.

16 de enero de 2001: el Defensor nos remite sendos escritos informándonos de que ni el ayuntamiento de Bormujos responde a su solicitud de resolver la denuncia (5) contra la Protectora por maltrato de animales, ni el ayuntamiento de Sevilla responde a su solicitud de informar sobre los resultados de las campañas de control de palomas.

30 de enero de 2001: solicitamos a Consumo informe sobre el procedimiento sancionador contra la Protectora.

26 de febrero de 2001: el Defensor nos informa que ha resuelto reconocer nuestro derecho a acceder a la información que nos niega la Diputación sobre las campañas de control de perros efectuadas por la Protectora, por lo que cursa escrito en tal sentido al Organismo.

5 de marzo de 2001: Consumo nos informa que el recurso de la protectora aún está pendiente de resolución.

3 de abril de 2001: Solicitamos a Agricultura que nos informe sobre los resultados del expediente de la denuncia por eliminación ilegal de materias contumaces que presentamos en octubre (8).

9 de abril de 2001: El Defensor nos informa que el ayuntamiento de Sevilla sigue sin contestar a su solicitud de informe sobre las campañas de control de palomas, por lo que se reitera en su petición.

18 de abril de 2001: El Defensor nos informa que el ayuntamiento de Bormujos sigue sin contestarle (denuncia 5) por lo que le reitera su solicitud.

24 de abril de 2001: el Defensor nos informa que ha resuelto reconocer nuestro derecho a acceder a la información que nos niega Agricultura sobre la existencia de expediente sancionador contra la Protectora (denuncia 1), por lo que cursa escrito en tal sentido al Organismo.

27 de abril de 2001: El Defensor nos informa que Diputación ha accedido a facilitarnos el expediente sobre el control de recogida de perros.

8 de mayo de 2001: cursamos escrito a Agricultura solicitando de nuevo, al amparo de la decisión del Defensor, la información sobre el expediente sancionador a la Protectora (1).

16 de mayo de 2001: cursamos escrito a Diputación solicitando de nuevo, al amparo de la decisión del Defensor, la información sobre el expediente del control de recogida de perros.

29 de mayo de 2001: el Defensor nos informa que el ayuntamiento de Bormujos sigue sin contestar a su solicitud (denuncia 5), por lo que le advierte de que su falta de colaboración, de mantenerse, será considerada como hostil y entorpecedora de las funciones de la Institución. ¿Qué llevará al ayuntamiento de Burmujos a esta actitud...?

5 de junio de 2001: ante la falta de respuesta a la denuncia presentada contra el Centro por enterrar ilegalmente materias contumaces, presentamos una queja al Defensor (8).

8 de junio de 2001: el Defensor nos informa que el Ayuntamiento sigue sin contestar a su solicitud de informe sobre las campañas de control de palomas realizadas por la Protectora por lo que nuevamente vuelve a insistir (son ya siete solicitudes sobre el mismo asunto sin recibir información).

21 de junio de 2001: el Defensor admite a trámite la queja contra Agricultura por  no contestar a la denuncia por entierro ilegal de materias contumaces (8).

22 de junio de 2001: después de dos años, por fin conseguimos que Agricultura nos remita escrito reconociendo que no abrió expediente sancionador al Centro de Acogida cuando tuvo conocimiento de que había estado 11 años funcionando de forma ilegal (1).

11 de julio de 2001: solicitamos a Agricultura que identifique a las autoridades y funcionarios bajo cuya responsabilidad se tramitó el registro del Centro de Acogida.

6 de julio de 2001: recibimos de la Diputación las memorias justificativas de los trabajos de recogida de perros por la protectora. Así mismo se nos informa que en estos momentos se está tramitando la prórroga para el año 2001 del mismo convenio.

20 de junio de 2001: finalmente el Defensor consigue que el Ayuntamiento de Bormujos responda a la denuncia contra la Protectora: no han hecho absolutamente nada, por lo qie el Defensor les insta a que procedan expresamente a resolverla.

15 de julio de 2001: estimando una presunta prevaricación, solicitamos a Agricultura los nombres de los funcionarios bajo cuya responsabilidad se ha tramitado la denuncia 1.

13 de agosto de 2001: el defensor nos remite escrito informándonos que ha instado a Agricultura a contestar a la denuncia sobre materias contumaces. Junto con el escrito nos acompaña diversos documentos “curiosos”: una solicitud de apertura del Centro, ante el ayuntamiento de Bormujos, con fecha ¡4 de septiembre de 2000! (es decir, ha estado funcionando 12 años sin licencia de apertura) Una solicitud de apertura de un Centro de Formación Ocupacional, en las instalaciones del Centro, pero a nombre de Pedro Luis Fernández Castillo, no a nombre de la Protectora (¿un negocio particular en las instalaciones de la Sociedad?) Un certificado de la S.P.A.P. de Huelva, con fecha 27 de noviembre de 2000, informando que los cadáveres de la protectora de Sevilla son incinerados allí.

24 de octubre de 2001: pasado un plazo prudencial sin que el Ayuntamiento de Bormujos resuelva la denuncia (1) solicitamos al Defensor la reapertura de la Queja. El Defensor nos contesta el 16 de noviembre manifestándonos que lamenta no disponer de recursos legales para obligar a Bormujos a contestar la denuncia...

15 de noviembre de 2001: las delegaciones en Huelva de las Consejerías de Agricultura y de Medio Ambiente nos informan que no existe autorización para que la SPAP de Huelva tenga incineradora, por lo que sería ilegal que la de Sevilla estuviera mandando los cadáveres allí. Con esta misma fecha solicitamos a Consumo que nos informe sobre la resolución de la sanción impuesta a la Protectora y nos quejamos ante el Defensor contra Agricultura por no contestar a nuestra solicitud de información sobre los funcionarios que tramitaron la denuncia 1

4 de diciembre de 2001: Consumo nos informa que el recurso presentado por la Protectora contra la sanción que la impusieron, se encuentra aún pendiente de resolución.

8 de enero de 2002: recibimos un escrito del Ayuntamiento autorizándonos a acceder a los convenios de control de palomas (que solicitamos en julio 1999)

17 de enero de 2002: un representante de Asanda accede a los convenios y, a la vista de su contenido, se redacta el informe que, por su extensión, constituye un documento anexo al presente. Copia del informe se remite al Ayuntamiento proponiendo que se suspendan los convenios por la gravedad de las irregularidades encontradas.

6 de marzo de 2002: en septiembre de 2001 habíamos recibido una llamada telefónica de un vecino de Las Cabezas de San Juan denunciando irregularidades en el procedimiento empleado para la captura de perros en el municipio en la mañana del día 24 de septiembre (malos tratos a los animales capturados, violencia de los laceros y captura de animales portadores de collar identificativo) El día 26 dirigimos un escrito al Ayuntamiento requiriendo información sobre los responsables de dicho servicio e informando de las irregularidades cometidas. La solicitud no obtuvo respuesta y tuvimos que recurrir en queja al Defensor del Pueblo Andaluz. Gracias a sus gestiones, el 6 de marzo de 2002 recibimos un oficio del citado Ayuntamiento informándonos que la concesionaria de la recogida de animales era ¡la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Sevilla!
10 de abril de 2002: solicitamos a la Diputación copia del convenio de recogida de perros en municipios de menos de 5.000 habitante, suscrito con la Protectora para el 2001.

18 de junio de 2002: la Diputación nos remite lo solicitado. Consta una nueva subvención por importe de 5 millones de pesetas (30.050,60 €). En informe de resultados es una copia del anterior, en el que se vuelve a insistir sobre el que S.P.A.P. de Sevilla es un modelo a seguir por el resto de protectoras españolas y que las revistas nacionales e internacionales la han reconocido como una de las protectoras más admiradas del país. Al margen de estas falsas autoalabanzas, en el informe se afirma haber recogido un total de 1.587 animales, de los cuales 587 son devueltos a sus propietarios, 460 han sido sacrificados y 540 han sido donados.

El resumen de las actuaciones de los animales recogidos por la Protectora durante los ultimos tres años, según las tres memorias a las que hemos tenido acceso, es el siguiente:

AÑO
CAPTURADOS
DEVUELTOS
EN ADOPCIÓN
SACRIFICADOS
EN CENTRO
1999
1.162
349
453
267
93
2000
1.412
508
522
311
71
2001
1.587
587
540
460
0

No deja de sorprender que cada año crezca en número de animales capturados y sacrificados y ello sea, para la Protectora, motivo de orgullo y prueba de la eficacia de sus servicios, cuando obviamente es todo lo contrario.

27 de mayo de 2003: a través del Defensor del Pueblo Andaluz conseguimos finalmente que el servicio de Consumo de la Consejería de Gobernación nos informe que en 4 de abril de 2002 la Protectora fue sancionada a consecuencia de la denuncia 8. ¡Hemos tardado casi 4 años exactos en obtener dicha información! aunque se niegan a señalar el importe de la sanción.

7 de junio de 2003: el periódico 20 Minutos publica datos remitidos por la Protectora sobre su "actividad" durante el año 2003. La Protectora informa haber recogido 6.655 perros durante dicho año, de los cuales entrega 2.804 a sus propietarios, 1.850 en adopción a familias y el resto (1.767) se ha visto obligada a sacrificarlos por estar enfermos o ser agresivos... Los datos completos en informe adjunto.
ASANDA Facebook
ASANDA Facebook
Conferencia veterinaria
Aquí puedes ver vídeos y texto de la Conferencia ofrecida en Cáceres por Jose Enrique Zaldívar y Miguel Ibáñez el 19/04/2012.
Profesorado Animalista

Profesorado Animalista
Si eres profesor y quieres educar a los alumnos en el respeto a los animales,
por favor lee esto

SOS Veneno

SOS Veneno

Bandera

Bandera española antitaurina

Paseador de perros

Paseador de perros
paseadordeperros.com
Encuentra al paseador de perros de tu localidad. Trabaja como paseador de perros. Profesionales que se dedican a: pasear perros, llevar al veterinario o peluquería, cuidarlos el fin de semana....