Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Documentos Tauromaquia CONTESTACION AL ARTICULO PUBLICADO POR FRANCISCO TIJERINA   

La mano de obra la ponemos gratis pero los materiales tenemos que pagarlos. Necesitamos tu colaboración económica para poder seguir actuando

Boletines

Menú sección
Destacados

Legislación animales

 

Protectoras andaluzas

Reclama daños

Reclamar daños

STOP Spam Animalista

STOP Spam animalista

NO Cazadores

No Cazadores

Salvapantallas

Salvapantallas

Agradecimientos

Plataforma Animalista Mundial

Fundación Utopía Verde

Más información

Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
¿Nuevo usuario?
 

CONTESTACION AL ARTICULO PUBLICADO POR FRANCISCO TIJERINA   

EL FUNDÓN / Son menos



Por: Francisco Tijerina E., México

Lunes, Julio 27, 2009 19:14:00 Hora GMT



Es cuestión de simple lógica y observación, los antitaurinos que protestan escandalosamente, que gritan afuera de las plazas y lanzan consignas, invariablemente son muchos, pero muchos menos, que los que acudimos al interior del coso.



Aunque deberíamos de partir de la base del respeto a la diversidad de las ideas, gustos y aficiones, aunque sería ideal el anteponer el raciocinio, esto resulta casi imposible, porque del otro lado de la acera no quieren escuchar, no tienen la capacidad de entender, no pueden ceder y no les interesa, en lo más mínimo, el sostener un debate de ideas, con argumentos de altura.


Son increíbles las mentiras que esgrimen tratando de sustentar su posición; ya en muchas ocasiones las hemos desnudado, les hemos invitado a probarlas en el campo de los hechos, pero se hacen los desentendidos, prefieren seguir repitiendo su cantaleta antes de aceptar que están en un error.


Tres hechos recientes llaman la atención.


Por una parte el periódico La Vanguardia en su edición digital tiene desde hace varias semanas abierta una encuesta en la que pregunta "¿Es partidario de prohibir las corridas de toros en Catalunya?" (puede votar y participar pulsando aquí.


A pesar de la gran movilidad que tienen los antitaurinos que dedican un buen número de horas a enviar correos y dejar mensajes en páginas, blogs y demás, al momento los taurinos vamos arriba en la encuesta con un 64% sobre un 36% de los abolicionistas.


La participación de los aficionados a la Fiesta Brava, desde cualquier lugar del planeta es sumamente importante.


En otro punto del mismo tema, el Partido Antitaurino ha divulgado una información el pasado fin de semana en la que divulga que el pasado 11 de julio en Valladolid se lidiaron novillos "drogados", una más de las tantas mentiras que difunden en su afán de desprestigiar a la Fiesta.


Si la conclusión fuese de antitaurinos entendería, pero el punto es que el sesudo análisis parte de miembros de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia, quienes usan el membrete (o dejan usarlo), para sin ninguna base científica afirmar algo que no pueden comprobar.


Dicen los sabios veterinarios que a partir de las caídas del primer novillo pueden afirmar que el astado "o bien estaba bajo los efectos de un fármaco que limitaba su motricidad o bien (¡Oh; cuanta inteligencia!) no se encontraba en perfectas condiciones de salud"; el punto es que a partir de las condiciones del primer novillo los quejosos generalizan y abren el espectro al encierro por completo.


Posteriormente la queja se amplía y ya no es que los novillos fueron presuntamente drogados, sino que el novillero que participó en el quinto puesto falló reiteradamente con el estoque y el descabello, pero por igual, los veterinarios se quejan del pobre chaval y de paso de los subalternos encargados de poner banderillas y apuntillar a los novillos.


¿Pruebas? ¡Ninguna! y eso que se trata de supuestos profesionales.


Si lo anterior es preocupante, mucho más lo es la nueva tendencia de algunos antitaurinos que pasan de las quejas y la activa participación en Internet y medios de comunicación, para tomar acciones que a todas luces violentan la ley y ponen en riesgo vidas humanas.


En el sitio "Liberación Total" un individuo deja constancia de la comisión del delito de daños en propiedad ajena al asegurar que la madrugada del pasado 7 de julio colocó un artefacto incendiario en las puertas de madera de "La Mestranza" Museo Taurino, en Guadalajara, México y se congratula de haber causado daños en las puertas y una parte del interior del recinto, al tiempo en que invita a seguir sus acciones.


Las autoridades tapatías están obligadas a seguir este delito y perseguir al pirómano para meterlo en la cárcel y que pague con dinero y recluido por su evidente falta de raciocinio, los daños causados.


¿Habrá pensado este individuo en la posibilidad de que una o varias personas estuviesen dentro del local y que con su "liberación" pudo haber provocado su muerte? Sinceramente lo dudo.


Ante la falta de argumentos para discutir ellos ponen los insultos y las agresiones, pero de las palabras y las pintas están empezando a pasar a los hechos y esto no puede ser tolerable.


Para los taurinos que callada e inteligentemente han guardado paciencia, prudencia y tolerancia, el llamado es a seguir por el mismo camino y, si acaso, tomar una parte mucho más activa en la promoción de la Fiesta, así como en la denuncia de estos salvajes que casualmente nos acusan de lo mismo. ¿Quiénes serán los salvajes en realidad?


Son muchos menos, pero hacen mucho ruido. Son menos y por lo mismo es que al verse reducidos en cantidad, pero sobre todo en argumentos, rayan en la desesperación.


Son menos, pero es necesario ponerles un freno y hacerles ver que el respeto, la tolerancia, la convivencia y la diversidad, radican verdaderos valores del ser humano, por cierto, muy por encima de sus pretensiones.



CONTESTACIÓN AL ARTÍCULO PUBLICADO POR FRANCISCO TIJERINA



por José Enrique Zaldívar Laguía

www.blogveterinario.com

www.avat.org.es




Habiendo tenido acceso al artículo de opinión que ha sido publicado con su firma en la página Burladerodos.com, me tomo la "molestia" de hacerle las siguientes puntualizaciones:



La disconformidad humana se puede manifestar de muchas maneras, y una de ellas se llama activismo, y la persona que lo lleva a cabo se denomina activista. Ese calificativo es el que reciben las personas que protestan a las puertas de los cosos taurinos, y que evidentemente son menos de las que se encuentran dentro de ellos cuando se celebra una corrida de toros. Luego están los que manifiestan su disconformidad de otra manera, como los más de 180000 ciudadanos catalanes que han firmado la iniciativa popular que será votada en el Parlamento catalán en favor de la abolición de la tauromaquia en Cataluña. La Monumental de Barcelona no hubiera soportado tal número de espectadores en la mejor tarde de José Tomás, pero no por falta de aforo, sino porque allí no tiene tal número de seguidores. Como verá, en este caso, son más lo que están en la calle que dentro de la plaza. Supongo que sabrá que en algunas de las corridas que ha celebrado el nombrado ídolo taurino en esa ciudad, los reventas tuvieron que vender entradas por debajo de su precio. Ustedes son minoría se pongan como se pongan y argumenten lo que argumenten.



Los setenta veterinarios (inteligentes, no le quepa la menor duda) que forman parte de AVAT realizamos nuestra labor de otra manera, y una prueba de ello es que nos dedique unas líneas en su escrito. Apoyamos a las asociaciones que tanto a nivel nacional como internacional nos piden asesoramiento, y de paso nos dedicamos a desmentir con argumentos científicos las falacias que desde nuestro colectivo pretenden equivocar y por que no decirlo, engañar a la opinión pública. Y por supuesto nos hacemos eco del maltrato animal que está presente en todos los espectáculos taurinos. En nuestra página tiene usted un elocuente manifiesto que sin duda le aclarará las ideas.



Habla usted de las mentiras de los antitaurinos, y de las numerosas veces que les han invitado a defenderlas. Debo entender que se refiere usted a lo que ocurre en su país. Por lo que a España se refiere son numerosas las veces que los antitaurinos somos invitados a programas de radio o de televisión para explicar nuestros postulados. También son numerosas las veces en que se establecen foros de debate con la presencia de interlocutores de las dos tendencias. Aquí lo llamamos libertad de expresión.



Hace usted referencia a una encuesta que aparece en La Vanguardia y sobre la que comenta que la posición a favor de las corridas de toros va ganando por una amplia diferencia. De nuevo se ve que está usted muy lejos de España, porque dicha consulta ha dado mucho que hablar en el mundo taurino y antitaurino. La razón de que dicha encuesta muestre esos extraños resultados, que nunca se habían dado en nuestro país, la tiene usted en el siguiente enlace.


Tras su lectura, encontrará una explicación fundada a lo que ha ocurrido. No obstante y para que tenga todavía más información, le invito a que lea éste otro, para que sepa que la manipulación de dicha encuesta ya ha sido denunciada.



Habla usted de una denuncia que de forma conjunta han hecho el PACMA y AVAT, sobre una novillada que se celebró en Valladolid el 11 de julio, y en la que según usted, afirmamos que los animales lidiados estaban drogados. Como vicepresidente de AVAT, le diré que está usted mintiendo, ya que nosotros no hemos dicho que "los novillos se lidiaron drogados". Lo que hemos dicho, en base a una filmación de 90 minutos que nos hizo llegar el PACMA (partido que le recuerdo que consiguió un importante número de votos en las últimas elecciones europeas), es que dichos novillos PODÍAN estar dopados o bien PODÍAN no encontrarse en perfecto estado de salud. Si usted entiende de toros, no podrá decir lo contrario tras el visionado de dichas imágenes. El visionado de los 5 minutos largos que se han hecho públicos en algunos medios deberían ser suficientes para sustentar dichas SOSPECHAS, pero si usted los cree insuficientes le puedo hacer llegar la filmación integra, sin cortes, para despejar las posibles sospechas de que han sido manipuladas.



Añade usted que no lo podemos demostrar; evidentemente, por eso hemos pedido el control antidopping de los animales que fueran lidiados en una futura novillada, en caso de que se observaran comportamientos similares a los que se produjeron el día mencionado. Como no sabemos si dicho control fue realizado en la novillada denunciada, o si se levantó por parte del veterinario presente en dicho festejo acta de lo acontecido, hemos pedido a través de nuestro comunicado, que ha sido remitido al colegio de veterinarios y a la subdelegación del gobierno de dicha ciudad, que en caso de que de se hubieran llevado a cabo dichas acciones se nos facilite el acceso a los documentos. De momento no hemos recibido contestación a nuestras reclamaciones. La transparencia del mundo taurino brilla una vez más por su ausencia. Por si lo quiere usted consultar, en nuestra página tiene el comunicado íntegro que se ha mandado a los organismos oportunos.



Vuelve usted a mentir cuando dice que a partir del comportamiento del primer novillo hemos generalizado. No señor, yo le aseguro que el comportamiento de los TRES primeros no fue el lógico y el esperado. No se si sabrá usted lo que es el ojo clínico (clínico, que no cínico), pero después de desarrollar mi profesión como veterinario clínico durante 27 años, y de ser el autor de la reclamación presentada, me concederá usted la posibilidad de saber cuando un animal se desenvuelve con normalidad y tiene sus sentidos en perfecto funcionamiento, es decir, de haber sido capaz de desarrollar mi ojo clínico (que no cínico) merced a la carrera que he cursado y de mis muchos años de experiencia. Yo puedo saber a simple vista cuando un animal está o no enfermo, y luego proceder a las pruebas pertinentes para saber las causas de su enfermedad. Esto es única y exclusivamente lo que ha pedido mi asociación a las personas que no han cumplido con su obligación y su trabajo en ese festejo, y si lo han hecho, que lo demuestren.



Entiendo que diga usted que no podemos demostrar que por lo menos TRES novillos estaban dopados o enfermos, ya que éso sólo se podría asegurar con los análisis pertinentes, cómo tampoco se puede demostrar que un caballo de carreras o un atleta ha competido con sustancias prohibidas en su organismo hasta que se realizan las pruebas oportunas, es decir, a posteriori. Los comisarios, los jueces, y en este caso los veterinarios designados, deben de hacer el trabajo para el que les pagan. En Valladolid hasta donde nosotros sabemos no se ha cumplido con lo reglamentado.



Le voy a aclarar otro concepto más que parece usted desconocer: soy capaz de distinguir una "buena" faena de una mala, un "buen" puyazo de uno malo, un "buen" par de banderillas de uno malo. una "buena" estocada de una mala, un "buen" descabello de uno malo, y una "adecuada" puntilla de una mal realizada. ¿Y sabe usted por qué? Pues es sencillo: he visto en los últimos tres años decenas de corridas de toros, y no las he visto solo sentado en un sofá, sino rodeado de aficionados a la lidia que entienden mucho de lo que están viendo. Y no lo voy a negar: he aprendido mucho de ellos, y ellos de mi. A ellos les siguen gustando los toros, pero desde que les he comentado todo lo que le sucede en ese animal durante la lidia, le aseguro que no las ven de la misma manera. Han aprendido a respetar mi activismo y yo he aprendido a respetar su afición, aunque les haga llegar constantemente mi incomprensión. Por eso me he atrevido a juzgar el trabajo de esos "profesionales" que puedo calificar sin temor a equivocarme de auténtica chapuza. ¿Pruebas? ¿No le vale a usted con las imágenes? Estoy empezando a pensar que usted, o no las ha visto o no entiende nada de la lidia.



Puedo admitir que usted alegue que los intereses de una asociación como la mía no deben entrometerse en si los toros que van a ser lidiados están dopados, enfermos o afeitados, cuestión que a fe de ser sinceros nos da lo mismo, ya que su sufrimiento y muerte en el ruedo está asegurada, pero las imágenes que hemos visto tenían que llegar adonde afortunadamente han llegado para que todo aquel que las ha visto tome conciencia de lo que sucede en las plazas. Nosotros trabajamos para conseguir la abolición de la tauromaquia, y no ofrecemos las imágenes descafeinadas que nos ofrecen las televisiones en sus retransmisiones. En este caso, el fin justifica los medios y podemos, y debemos, como veterinarios, exigir a nuestros compañeros presentes en dicho festejo que no miren para otro lado, o lo que es lo mismo, que cumplan con su trabajo.



¿Le ha pedido usted pruebas a los veterinarios del departamento de fisiología de la facultad de veterinaria de Madrid de que las betaendorfinas neutralizan el dolor? ¿Les ha pedido pruebas de que un toro durante la lidia descargue diez veces más betaendorfinas que una persona? A la primera pregunta le diré que de momento no se las podrán mostrar, porque desde los primeros estudios sobre esas sustancias que se iniciaron hace muchos, muchos años, ningún INVESTIGADOR las ha podido atribuir dicha propiedad. Y se lo pongo en mayúsculas. A la segunda pregunta la contestación es mucho más sencilla: que lidien a un humano y que hagan las comprobaciones pertinentes.



No se si sabrá que nuestra asociación ha desarrollado una amplia revisión científica que ha servido de contestación al estudio al que he hecho referencia, y que demuestra con claridad que carece de validez científica. ¿Sabe usted si se ha publicado en la página en la que usted escribe? ¿Sabe usted si algún medio taurino se ha hecho eco de él? Tranquilo que yo le contesto: NO



Nos habla usted de las numerosas veces que han invitado a los antitaurinos a expresar sus mentiras... pues invítenos o publique usted nuestra réplica en su tribuna de expresión. Demostraría usted el gran talante de que pretende hacer gala. Nosotros no hemos tenido nunca ningún inconveniente en hacer públicas las dos versiones. ¿Sabe por qué?: porque estamos convencidos de que la verdad nos asiste.



Con respecto a la última parte de su artículo en el que parece dar a entender que los antitaurinos ponemos en peligro las vidas humanas, usted sabrá lo que ocurre en su país. Por lo que al mio respecta nada de esto se ha producido nunca, y no encontrará en ninguna noticia hechos como los que relata. No generalice porque estará incurriendo en un grave error y en una provocación.



¿Salvajes? ¿Donde está la sangre y el sufrimiento? ¿En la voz o en el silencio de los antitaurinos que se manifiestan a las puertas de las plazas o en los cosos taurinos que retumban con los mugidos de los astados y cuya arena se mancha con la sangre que surge de sus cuerpos a borbotones?



Para cualquier aclaración puede usted contactar conmigo en el correo que figura en la página de nuestra asociación.
ASANDA Facebook
ASANDA Facebook
Conferencia veterinaria
Aquí puedes ver vídeos y texto de la Conferencia ofrecida en Cáceres por Jose Enrique Zaldívar y Miguel Ibáñez el 19/04/2012.
Profesorado Animalista

Profesorado Animalista
Si eres profesor y quieres educar a los alumnos en el respeto a los animales,
por favor lee esto

SOS Veneno

SOS Veneno

Bandera

Bandera española antitaurina

Paseador de perros

Paseador de perros
paseadordeperros.com
Encuentra al paseador de perros de tu localidad. Trabaja como paseador de perros. Profesionales que se dedican a: pasear perros, llevar al veterinario o peluquería, cuidarlos el fin de semana....