Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio / Noticias / BOICOT CONTRA LA IGLESIA POR FOMENTAR LA CRUELDAD CON ANIMALES

BOICOT CONTRA LA IGLESIA POR FOMENTAR LA CRUELDAD CON ANIMALES

archivado en:
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
Caracas, 10 abril del 2006

Representantes y creyentes de la Iglesia Católica, apostólica y cristiana en Venezuela



Nosotros activistas de Protección y Defensa de los Derechos Animales, en atención a lo establecido en las sagradas escrituras y en los principios rectores contenidos en la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, proclamada el 15 de octubre de 1987 por la UNESCO- ONU; Ordenanzas, decretos y demás instrumentos legales vigentes, referidos a la protección de animales , respetuosamente nos dirigimos ante Ustedes , para plantearles de manera escrita, nuestro rechazo y repudio con relación a las celebraciones patronales religiosas, asociadas a espectáculos sangrientos con seres vivos ,que además de distorsionar los valores de respeto ante la vida de otros, van en contra de la enseñanza de la palabra de Dios.

La peor tradición romana, que expresa la crueldad y violencia pública con seres inocentes, donde se asesinan por simple diversión, ha permanecido latente en nuestra país, amparada bajo el argumento que forma parte de nuestra ancestral cultura venezolana. Históricamente, las corridas de toros, peleas de gallos, toros coleados y otros de naturaleza similar, fueron introducidas por los europeos a América, durante la época colonial.

El origen de estos espectáculos macabros, no parte como muchos creen, de la Europa Medieval, sino que se remonta a los sangrientos juegos romanos, donde se mataban a miles de animales, para divertir a un público salvaje, sediento de sangre y de fuertes emociones. Estos a lo largo del desarrollo de los diversos pueblos del mundo, se extendieron y practicaron cómo una diversión exclusiva, de la nobleza, y en el caso de Venezuela, por los ricos ganaderos oligarcas.

En la actualidad diversos países del mundo, han experimentado cambios transformadores en las políticas económicas y socioculturales, basadas en un conjunto de normas de convivencia donde los valores morales y éticos se encausan hacia una forma de conducta, más humana y menos primitiva. En otras palabras, los pueblos se han civilizado, entendiéndose éste concepto, como la acción de adquirir conocimientos, cultura y formas de vida propia de los países más desarrollados. “Civilizar “un pueblo es educarlo, con el fin de trasformar su estado salvaje, a uno más civilizado. Ejemplo de ello, lo tenemos en la época romana, que aunque fue tradición lanzar a los leones seres humanos, en particular a los cristianos, para divertir, con el tiempo se consideró, que ésta, era cruel e injusta.

De igual forma, hace dos siglos los negros no eran considerados seres humanos e incluso existían tratados justificando esa postura. Pero con la llegada de la Revolución Francesa, algunas tradiciones y costumbres elitescas, comenzaron, a derrumbarse con las nuevas ideas de democracia, de igualdad, justicia y derechos para todos, dejando atrás por ejemplo, la esclavitud, en un mundo donde quizás los venezolanos, sólo seríamos peones en un fundo bajo el dominio de algún terrateniente importado de algún país extranjero.

En este mismo contexto, los espectáculos incivilizados hacia los animales, están siendo puestos en discusión, ya sea en su forma (regulando) o en su esencia (prohibiendo); pues independientemente de los motivos que lo justifiquen (negocio o diversión), este representa el grado de valor que el hombre le da a la vida, incluso aquella vida, que no tiene ninguna posibilidad de opinar o defenderse por si misma, frente a la manipulación humana Recientemente una de las tradiciones que formó parte por muchos años de la cultura española, como las corridas de toros, fueron prohibidas en Barcelona. Ojala la divina providencia ilumine la mente de los demás gobernantes, que aún mantienen en sus países, la peor herencia legada, por nuestros sanguinarios antepasados romanos y sigan el mismo ejemplo que dio Barcelona.
Contrariamente a estos procesos, donde los países avanzan hacia el más alto grado de cultura civilizada, haciendo la conducta más humana y menos salvaje, Venezuela involuciona, hacia las formas más primitivas del comportamiento humano, cuando mantiene éstos espectáculos medievales con animales; nacidos del genocidio cometido contra nuestro pueblo indígena., durante la colonia, que además de habernos legado la pérdida de nuestra identidad nacional, nos dejó la cultura del sadismo, donde la tortura, se maquilla de costumbre. Y lo más insólito es que hoy en día, ese genocidio cometido, con el fin de evangelizar a los indios, no ha tenido un perdón públicamente, por parte de la iglesia católica, sabiendo ésta, que nuestros indígenas, fueron asesinados, exterminados y esclavizados, en el nombre del Dios de los Cielos.

Y dónde quedó, en este caso, la palabra de Jesús, cuando dijo: “en verdad os digo que quien saca ventajas del perjuicio ocasionado a una criatura de Dios, no puede ser honesto. Tampoco pueden cuidar de las cosas santas o enseñar los misterios del Cielo, aquellos cuyas manos están manchadas con sangre o cuya boca está ensuciada con carne (Evangelio de Jesús. 38,2)

Afortunadamente, con los valores de libertad, igualdad, justicia e independencia, legados por nuestro Libertador, se consolidaron en un nuevo ordenamiento jurídico constitucional, donde no solo legítima los derechos de nuestros indígenas, sino que reconoce el origen de nuestro acervo histórico-cultural e identidad nacional, a partir de la cultura indígena ancestral.

Tomando en cuenta nuestro legado indígena reconocido y legitimado por nuestra Carta Magna, no se logra concebir, cómo la praxis de la enseñanza cristiana, ha formado parte, de la transculturización del pueblo venezolano, al permitir tradiciones romanas crueles y sangrientas, amparadas por la propia iglesia católica, cuando son celebradas las llamadas Ferias y fiestas patronales. Como un ejemplo se tienen las Ferias de San Sebastián (Táchira), del Sol (Mérida), Calabozo.(Guárico), San José.(Aragua,) Orinoco (Bolívar), Fiestas en honor de Nuestra Señora de Coromoto (Naiquatá), entre otras.

Bajo esta misma panorámica, existe otro elemento que merece ser evaluado por la iglesia, cuando vemos que en estos espectáculos sangrientos celebrados en el nombre de los santos, lo que realmente, fomenta y mantiene, es la violencia pública , generando con ella, la formación de conductas patológicas, potencialmente peligrosas para el colectivo.

Diversos estudios en psicología, sociología, y criminología, realizados por diversas instituciones y organismos a nivel mundial, han demostrado que los desordenes de conducta de asesinos potencialmente peligrosos, han estado relacionados en su niñez y adolescencia por serios y repetidos historiales de maltrato hacia los animales. Los departamentos de inteligencia policial, conocen dicha relación y la utilizan para elaborar perfiles de asesinos en serie. .Algunos de los más conocidos como Jeffrey Dahmer, Alberto DeSalvo, David Berkowitz o el Vampiro de Dusseldorf, empezaron sus fantasías de torturas y crueldad, con animales. En 1970
el FBI realizó un estudio con 36 asesinos múltiples convictos, donde se determinó que el 46 % de ellos, habían torturado animales durante su adolescencia. De acuerdo a Kellert & Felthous
(1985), los niños que crecen rodeado de agresión contra cualquier ser vivo tiene más probabilidad de violar, abusar o matar a humanos cuando sean adulto. De igual manera, el Manual de Trastornos de la APA, figura el trastorno de conducta, asociado entre otros síntomas, por crueldad hacia animales y/o humanos. En otras palabras, la violencia hacia los animales podría tener un valor predictivo de violencia hacia humanos

La palabra sagrada contenida en las santas escrituras y algunos pensamientos expresados por famosos, reafirman también, la relación que existe entre los asesinos y la crueldad de éstos, hacia los animales.

“Del asesinato a los animales al asesinato de los hombres, sólo hay un paso León Tolstoi

“Todo lo que el hombre hace a los animales, regresa de nuevo a él. Quien corta con un cuchillo la garganta de un buey y permanece sordo ante los bramidos de temor, quien es capaz de matar impávido a un atemorizado cabrito y se come el ave, que él mismo ha alimentado, ¿Cuán lejos está del crimen un hombre así?“ Pitágoras

“Siempre que un hombre se tome el derecho de sacrificar un animal por un fin, no sólo comete una injusticia, sino un crimen“.Karlheinz Deschner

"Y todo cuanto hagáis al más humilde de Mis hijos, Me lo estáis haciendo a Mí, pues Yo estoy en ellos, y ellos están en Mí. Sí, Yo estoy en todas las criaturas, y todas las criaturas están en Mí. En todas sus alegrías, también Yo Me regocijo; en todos sus dolores, también Yo sufro. Por eso os digo: sed amables los unos con los otros, y con todas las criaturas de Dios”. Jesús. (Evangelio de los doce 38: 6)

Si nuestra sociedad mantiene las bases para la formación de asesinos con el apoyo de espectáculos donde se incita a matar a otros de manera pública en el nombre de los santos patronos, no puede garantizar la seguridad colectiva.
Otro aspecto vinculado a lo anterior, es que estas fiestas sangrientas donde se sacrifican seres inocentes, reflejan los valores y sentimientos contrarios a la vida y respeto de otros, olvidándonos que estas criaturas, además de haber sido creados por Dios, también son hijos del creador. A manera ilustrativa, solo durante el mes de noviembre del 2005, se celebraron simultáneamente las masacres públicas de 6 novillos y 32 toros con la Feria de Nuestra Señora del Socorro (Valencia) y 32 toros con la Feria de la Chinita, en Maracaibo.

Representantes de Dios: respóndanos: ¿Dónde estuvo Dios, cuando se masacraron y asesinaron a estos seres inocentes, por simple diversión, en el nombre de tus santos patronos? ¿Por qué los representantes de la iglesia católica, no prohíben los espectáculos sanguinarios y macabros, donde se descuartizan públicamente los hijos de Dios, en el nombre de sus santos patronos? ¿Qué tipo de interés se ha negociado con el mal, para mantener silenciada la palabra de Dios, cuando ocurren estos asesinatos públicos de seres indefensos?

Dónde queda la enseñanza de la palabra de Dios cuando menciona: "Y nadie herirá o matará en Mi nombre sagrado Evangelio de los doce 6: 16.

Queremos hacer del conocimiento público, la realidad asociada con la preparación y entrenamientos de los animales, destinados a estas actividades y que siempre fueron ocultadas o ignoradas, ante los ojos del mundo

La preparación de un ser, destinado al macabro espectáculo taurino, se inicia, con la manipulación genética para obtener un toro con mucho peso y poca fuerza, separación temprana de la madre, marcado con hierros candentes y chapas clavadas en las orejas y una alimentación pobre, que los mantiene enfermos de tuberculosis y parasitosis severa de hígado e intestinos. Además, se le inmoviliza en una jaula reducida, para afeitarle los cuernos con una navaja que le corta los nervios, provocándole dolor y pérdida del sentido de orientación, lo que ayuda al torero a acercarse sin peligro.

24 Horas antes de entrar al espectáculo sádico, es sometido a un encierro a oscuras para que al entrar al ruedo, la luz y los gritos de los espectadores lo aterren y trate de huir saltando sobre las barreras. Esto produce la imagen en el público de que el toro es feroz, pero su condición natural es huir NO atacar. Con el fin que llegue débil al ruedo y en completo desorden, le cuelgan sacos de arena en el cuello durante horas para debilitarlo, le administran tranquilizantes, laxantes, palizas, golpes en los testículos y riñones, le obstruyen con algodón, las vías nasales, le untan grasa en los ojos para dificultar su visión y le rocían las patas previamente cortadas, con amoníaco, para que el dolor lo paralice.

La insensibilidad humana ante el dolor de un ser vivo, no termina aquí, sino que sigue durante la corrida, porque la farsa de mostrar valentía frente a un “toro bravo”, es manipulada, cuando este ha sido maltratado, desnutrido, martirizado y torturado, para debilitarlo, antes de salir al ruedo y estando allí, continua la crueldad cuando el picador desangra a esta criatura inocente, clavándole en el lomo, una lanza que le destroza músculos, vasos sanguíneos y nervios del cuello. Para deleitar a un público, sediento de sangre se le clavan en el mismo sitio, las banderillas con ganchos y arpones con el fin de que la hemorragia interna siga y para que no levante la cabeza de manera normal, le atraviesan, otra banderilla lesionando la espina dorsal, garantizándole al torero, a un ser exhausto, confundido y debilitado, que no implique peligro, para que éste, pueda acercarse y demostrar su falsa bravura frente a un toro moribundo.

Y la crueldad sigue cuando el público enardecido pide ver más sangre y es entonces cuando este ser vivo, es atravesado con una espada de 80 cms de longitud, que destroza el hígado y los pulmones y en algunos casos si toca la arteria, este muere ahogado en su propia sangre, pero si aún agoniza, lo apuñalan en la nuca con otra larga espada de 10 cms. Y la tortura continua cuando lo 'rematan' con la puntilla de 10 cms que le secciona la médula espinal, paralizándole, los músculos respiratorios, y es entonces cuando se ven las terribles convulsiones por la desesperación de estarse ahogando en su propia sangre, que le sale a borbotones, por el hocico y la nariz.

Después que le destrozan las vértebras, el toro pierde control sobre su cuerpo desde el cuello hacia atrás, sin embargo, hacia arriba de su cabeza se mantiene intacto, por lo que su terror continua, cuando llega la mutilación, cuando le cortan las orejas y el rabo, y estando aún conciente, es arrastrado fuera del ruedo, donde es descuartizado, muchas veces vivo

No solo los toros viven el horror y violencia de la diversión humana, sino los caballos que actúan en estas corridas .Estos sufren fracturas múltiples y luego de 3 ó 4 corridas, mueren. Así mismo, se les coloca un peto simulando que se les protege, pero en realidad lo que se esconde al público, son las heridas que con frecuencia presentan, exposición de vísceras.

Sobre la base de la crueldad humana a que son expuestos estas criaturas de Dios, con el objeto de divertir, tenemos que señalar que la supuesta figura prefabricada del torero valiente, es una FARZA y FRAUDE y lo que es genuino, es le dolor de un ser frente a un SÁDICO, ASESINO, CRUEL, COBARDE, VANIDOSO Y CODICIOSO DE DINERO, que además de ultrajar al animal vivo cortándole las orejas y el rabo, de manera obscena, lo festeja como si fueran trofeos.

De igual manera, esta imagen se refleja en los toros coleados, que además de representar la lucha desigual de dos hombres adultos, montados en caballos adultos, contra el bebé de la res, implica maltrato y crueldad, pues se elige al más débil e indefenso de los animales, para provocarle dolor. El hecho de elegir al más inocente, para que no pueda oponerse, representa otro espectáculo COBARDE de aquellos que pretenden mostrar una supuesta valentía, frente a un indefenso bebé; expuesto a la burla y humillación de espectadores, que aplauden y ríen, mientras son lastimados con múltiples fracturas en las patas y cola .Finalmente, es sacrificado y comido, por todos aquellos que disfrutaron de su dolor sin compasión, , mientras estuvo vivo. Dónde queda la palabra de Dios cuando nos dijo: “No derraméis sangre inocente ni comáis carne. Sed rectos, amad la misericordia y haced justicia, y vuestros días perdurarán largamente en la tierra que habitéis“. Evangelio de los doce 33:8.

Sólo para los actores humanos hay representación, porque este ‘juego cruel’ significa para el animal la pérdida de lo único que tiene y quiere: su propia vida. No sólo la compasión y misericordia están ausente, sino también la ética que deriva del uso de la razón humana, instrumento útil para deducir que el dolor provocado voluntariamente es un mal moral, porque hay un acto específicamente provocado para causarlo.

¿Por qué el hombre, lucha al lado de seres débiles inocentes, para reafirmar una supuesta fuerza, dañando a quien no puede defenderse? ¿Escogerían a alguien más débil que ustedes, para dañarlo, sabiendo que no podrá reclamar su dolor? ¿Qué posición tiene la iglesia ante la injusticia con estas criaturas, cuando rechaza tantas formas de opresión y abuso a los humanos? ¿Predominarán esos valores de justicia frente a los actos humanos contrarios al derecho y respeto de todos seres vivientes?

En las santas escrituras, Jesús enseñó a no abusar de los más indefensos para obtener un lucro, cuando dijo:

"¿Qué pensarías si alguien más fuerte o más astuto que tú te atrapara y encadenara a ti, o a tu mujer o a tus hijos, y te arrojara en prisión para venderte en su propio provecho y para ganarse con ello su sustento?

"¿No son estas criaturas tu prójimo, sólo que más débiles que tú? ¿Y no cuida el mismo Dios, Padre y Madre, de ellos, lo mismo que de ti? Deja en libertad a estos tus pequeños hermanos y hermanas y procura no hacer tal cosa nunca más, sino gana honradamente tu pan”. Evangelio de los doce 41: 3: 4

Es lamentable como en Venezuela, la vanidad humana, ha conllevado a sacrificar la vida de los hijos de Dios, para obtener grandes ingresos económicos. Las apuestas donde se asesina por la codicia y avaricia, no solo implica crueldad y muerte, sino que sobre la base esta, se distorsiona los valores de respeto y vida hacia otros

En Venezuela, la pelea de gallos, cuenta con una preparación cruel que incluye la mutilación de espuelas, cresta y otros órganos y afeitado de sus plumas, despojándolos de su protección natural del frío. Durante los entrenamientos, los obligan a correr hasta ponerlos vagos y luego los cuelgan por una cuerda, haciéndolo girar por varios minutos. Y en la medida que pasan las semanas, el tiempo de duración se incrementa, hasta llegar a 15 minutos. En las semanas siguientes, lo ponen a pelear con otros gallos, con el fin de entrenarlo para matar. Los entrenadores se dedican a darle alimentación balanceada, pero no por consideración, sino para dotarlo de mejores condiciones musculares con el fin de obtener dinero, mientras mata a otro animal. Durante las apuestas, las riñas puede durar hasta la muerte o hasta que uno de ellos quede destrozado, perdiendo el pico, los ojos y cualquier otra parte severamente herida. Y mientras se maltratan hasta bañarse en sangre, la euforia por las apuestas, se multiplican., dejando a un lado, la palabra de Jesús, donde advertía lo siguiente:

"Y quien intencionadamente permita que una de mis criaturas sufra necesidades y no lo proteja cuando es maltratada, está permitiendo este mal como si Me lo hicieran a Mí; pues tal como hayáis hecho en esta vida con vuestros semejantes, así se hará con vosotros en la vida venidera”. (Evangelio de los doce 24,4: 34,10)

Y esa vida venidera que nos menciona Jesús, la estamos viviendo actualmente, cuando observamos, el índice alarmante tan elevado, de asesinatos que se cometen, sin distinción de edad, raza, credo o condición socioeconómica. Al analizar los motivos que conllevan al hombre a matar su propia especie, se evidencia, para algunos casos, violencia familiar o pasional (asesinatos entre los integrantes de la familia, relaciones amorosas) y otros, donde la vida vale menos que el dinero (atracos a mano armada, ajustes de cuenta entre bandas, secuestros). Pero independientemente de los motivos que conllevan a matar, todos convergen en la ausencia de valores de respeto ante la vida de otros. Albert Schweitzer (Premio Nobel de la paz, 1952) expresaba: “Respeto ante la vida significa rechazo de matar“. El individuo que comete crímenes, carece de valores de respeto hacia la vida de otros. Cada día que pasa, nos aterra cómo la conducta humana, ha involucionado hacia las formas más primitivas, cuando ponemos en discusión, la forma cómo se esta asesinando. No solo se esta realizando el acto de asesinar, sino que previamente, las víctimas son torturadas sin compasión y misericordia.

“ La crueldad e indiferencia ante el sufrimiento y dolor de otros, son los pecados más graves del hombre y representan la base del deterioro humano. Si el hombre causa tanto sufrimiento, ¿qué derecho tiene entonces a quejarse cuando lo sufre él mismo? Romain Rolland Premio Nobel de la Paz
Y si causa tanta violencia, ¿qué derecho tiene entonces a quejarse cuando lo sufre él mismo?“

Vemos con mucha preocupación cómo la iglesia católica además de haber apoyado con su silencio, tradiciones romanas que fomentan la violencia y crueldad hacia la vida, ha desvirtuado la verdadera esencia de la palabra de Dios
Hemos visto con horror, cómo nuestros hijos han sido espectadores de la corrida sangrienta de la feria de la Chinita, trasmitido en VIVO, por el canal 11, los días 19 y 20 -11-05 hora: 4:30 p.m. en horario todo usuario, con elementos de violencia tipo E, según La Ley Resorte ¿Qué tipo de cultura religiosa están fomentando los supuestos representantes de Dios, cuando nos enteramos que el canal 11, es propiedad del Arzobispado Zuliano?
¿Por qué la iglesia católica zuliana, prefiere trasmitir la crueldad y asesinatos en público de seres inocentes, en vez de mostrar el amor de Jesús a todas las criaturas con la imagen que lo caracterizó al rodearse de animales que le cantaban y comían de sus manos? ¿Qué se puede esperar de una religión que excluye la piedad por los animales? Richard Wagner

¿Qué se puede esperar de una religión que no solo apoya las tradiciones crueles y salvajes de la época romana, donde se asesinaron miles de vidas, sino que permite este espectáculo sangriento en la propia casa de Dios? Ejemplo de esto, lo tenemos con la celebración del día 30 de abril este año, donde se piensa llevar a cabo toros coleados y corrida de toro, en las instalaciones del Club de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, Municipio Zamora, Guatire, en honor a la Santa Cruz de Pacairigua?
¿Por qué la iglesia incita a la VIOLENCIA colectiva, al fomentar espectáculos romanos, dónde incluso se asesinaron a los cristianos por simple diversión? ¿Que es lo que pretende formar en la sociedad venezolana, cristianos pacíficos o violentos? ¿Es que acaso el mensaje de Dios es cultivar la ira y la violencia hacia otros, como nuevas cualidades en la enseñanza católica, para ser mejores cristianos? ¿Dónde queda el respeto ante la vida, cuando la iglesia católica fomenta la distorsión de valores contrarios a la palabra de Dios? Donde están las virtudes de misericordia bondad, amor y justicia, que caracterizaron a Jesucristo, en nuestros representantes terrenales, cuando son presuntamente cómplices, al no pronunciarse públicamente, frente a estos espectáculos macabros y abominables, que se festejan, en el nombre del Dios de los Cielos y sus santos patronos? ¿Dónde queda la Misión de Jesús en la Tierra, cuando expresa:

“Quiero misericordia y no sacrificios“. Palabras de Jesús, cit. por N.T. Mateo 9, 13

“He venido para abolir los sacrificios, y las fiestas de sangre. Si no cesáis de sacrificar, la ira de Dios (la ley de causa y efecto) tampoco os dejará“.cit. por Epifanio, Panarion 3,16; . Evangelio de los doce 21: 8; Evangelio de Jesús. 75,9

¿Dónde queda la enseñanza que dio a sus discípulos y seguidores, cuando les dijo :

“ Si quieren ser mis discípulos , deberán mantened vuestras manos libres del derramamiento de sangre Evangelio de Jesús 34: 4

"Yo instruí así a los Míos: el hombre no debe matar intencionadamente a ningún animal, ni consumir la carne de animales que han sido matados para el consumo de su carne" [Evangelio Nuevo de 1989]

"absteneos de la sangre, y guardaos de toda acción cruel y de toda injusticia. Pues ¿creéis que la sangre de animales puede lavar pecados? ¡Os digo que no! Decid la verdad. Sed justos, sed misericordiosos con vuestro prójimo y con todas las criaturas que aquí viven, y andad humildemente con vuestro Dios. Evangelio de los doce Predicación de Juan el Bautista. 7:10.

Yo os digo que los que odian y desean matar, son culpables ante la ley. Sí, si ocasionan dolor o torturas a criaturas inocentes, son culpables.
"Y os digo de nuevo: todo aquel que trata de poseer el cuerpo de cualquier criatura para alimento, diversión o beneficio, se mancha con ello. Evangelio de los 12. 47: 3. 6)

¿Como podríamos alcanzar a Dios si estamos matando a nuestros hermanos, durante las corridas de toros, peleas de gallos y toros coleados? ¿Cómo alcanzaremos la bendición de Dios , si hemos derramado sangre y muerte y no hemos practicado el derecho y la justicia?

Queremos hacer del conocimiento público, que este pronunciamiento, no es en contra de las santas escrituras ni de la fe de los cristianos, sino por la ausencia de la verdadera palabra de Dios para su enseñanza. Hecho que se demuestra con observar cada día, cómo seres inocentes son asesinados públicamente y en algunos casos, en el nombre de Dios de los Cielos.

Consideramos pertinente solicitar en la semana santa, donde la fe cristiana se materializa en su máxima expresión, una profunda reflexión acerca de estos planteamientos por parte de la iglesia católica y de sus creyentes. De igual manera, invitarlos a que encuentren a Dios, de la misma manera que lo hacemos nosotros y pedir perdón por haber sido cómplices ante la indiferencia del dolor y sufrimiento de todas las criaturas de Dios; misericordia por haber apartado de la enseñanza cristiana a los animales y arrepentimiento por haber dejado a los animales sin derechos a la vida

Por todo lo expuesto , y tomando en cuenta las doctrinas y enseñanzas contenidas en las Santas Escrituras, solicitamos a los máximos representantes de Dios, en la Tierra, las siguientes peticiones:

Decretar de manera inmediata, la prohibición de las fiestas patrones y otras de naturaleza similar, vinculadas a la crueldad y asesinato de seres vivos.

Decretar todos aquellos espectáculos violentos y salvajes como corridas de toros, toros coleados, peleas de animales y otros de naturaleza similar, como eventos contrarios, a la enseñanza de la palabra de Dios

Pedir públicamente el perdón, misericordia y arrepentimiento, para todos los seres vivos que han sido masacrados en el nombre del Dios de los Cielos y sus santos patronos, ante el pueblo venezolano

Decretar el día del perdón, misericordia y arrepentimiento para todos los creyentes que han pecado al manchar su alma, con su participación a estos espectáculos macabros y crueles, desarrollados en nuestro país.

Elaborar un proyecto educativo religioso con la consulta pública de todos los creyentes para redimensionar el rescate de la verdadera palabra de Dios y su aplicación en los contextos educativos formales y no formales, en la sociedad venezolana

Solicitar la inclusión en el código penal venezolano, el maltrato, crueldad y asesinatos de seres vivos, como parte del delito criminal

Pedir públicamente, un voto de censura, para el arzobispado zuliano, por haber fomentado la violencia y el horror al trasmitir la corrida de toros de la Feria de la Chinita, en horario todo usuario.

Pronunciarse públicamente, para solicitar un voto de censura, a patrocinantes, organizadores, autoridades del Estado, medios de comunicación y comunidad (toreros, coleadores, galleros, espectadores del evento, entre otros) que promueven, mantienen y participan, la violencia y crueldad hacia otros seres vivos. En consecuencia las acciones y conductas asociadas a estos espectáculos serán consideradas como manifestaciones propias de la presencia del mal, sus seguidores serán hijos de Satanás y los lugares donde se desarrollen, serán considerados como recintos propios hacia las puertas del infierno

Rechazar el dinero obtenido de las beneficencias organizadas con estos espectáculos manchados con la sangre de seres inocentes.

Finalmente exhortamos a todos los creyentes a que consolidemos una lucha cristiana para abolir la violencia generada por la misma raza humana que esta asesinando a toda forma de vida, incluso su propia especie. Volvamos a luchar como lo hicimos en el pasado, cuando nuestros antepasados cristianos eran asesinados públicamente para divertir y hoy en pleno siglo XXI ocurre nuevamente con nuestros hermanos no humanos.

Pidamos en nuestras oraciones, abolir la crueldad como instrumento de diversión, donde los que sufren son los únicos a quienes no les interesa participar, de su propio dolor.
“Sostengo que cuanto más indefensa es una criatura, más derechos tiene a ser protegida por el hombre contra la crueldad del hombre.” Gandhi

Pidamos el perdón y arrepentimiento, por habernos mantenido silenciosos, mientras se masacran vidas de seres que también forma parte de la creación divina

“El animal tiene, como tú, un corazón que siente. El animal conoce, como tú, la alegría y el dolor. El animal tiene, como tú, sus aspiraciones. El animal tiene, como tú, un derecho a la vida“Peter Rosegger

Pidamos justicia para todas aquellas criaturas de Dios, que no pueden defenderse frente a la maldad humana.

“El mundo no es una obra mal hecha y los animales no son un producto de fábrica para nuestro uso. A os animales no les debemos compasión sino justicia“.León Tolstoi
Pidamos a la iglesia católica que imparta una enseñanza cristiana bajo la premisa de los principios del respeto y valoración a la vida, como una manifestación humana que fortalezca la fe cristiana del pueblo venezolano. No se puede concebir valores contrarias a la vida, que atentan contra la ética y moral religiosa , ni actos violentos contrarios a la palabra de Dios.

La tortura y crueldad hacia otros, no forman parte del Reino de Dios

Por la consolidación de la palabra de Dios, para todas las formas de vida

Activistas de legislacionanimal
Contacto: Angela Expósito
04142935726

ASANDA Facebook
ASANDA Facebook
Conferencia veterinaria
Aquí puedes ver vídeos y texto de la Conferencia ofrecida en Cáceres por Jose Enrique Zaldívar y Miguel Ibáñez el 19/04/2012.
Profesorado Animalista

Profesorado Animalista
Si eres profesor y quieres educar a los alumnos en el respeto a los animales,
por favor lee esto

SOS Veneno

SOS Veneno

Bandera

Bandera española antitaurina

Paseador de perros

Paseador de perros
paseadordeperros.com
Encuentra al paseador de perros de tu localidad. Trabaja como paseador de perros. Profesionales que se dedican a: pasear perros, llevar al veterinario o peluquería, cuidarlos el fin de semana....