Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio / Noticias / Circos con animales en Venezuela

La mano de obra la ponemos gratis pero los materiales tenemos que pagarlos. Necesitamos tu colaboración económica para poder seguir actuando

Boletines de novedades de ASANDA

Bienvenidos a la web de ASANDA
Destacados

Legislación animales

 

Protectoras andaluzas

Reclama daños

Reclamar daños

STOP Spam Animalista

STOP Spam animalista

NO Cazadores

No Cazadores

Salvapantallas

Salvapantallas

Agradecimientos

Plataforma Animalista Mundial

Fundación Utopía Verde

Más información

Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
 

Circos con animales en Venezuela

archivado en:
En el nombre de las leyes, el discurso circense justifica la crueldad con sus animales
De acuerdo a lo señalado en una página electrónica (olaviakite.blogspot.com/2004_11_01_olaviakite_archive.html), voceros del circo con animales expresaron un discurso ilógico, incoherente, confuso, impreciso y poco fundamento, al justificar sus actividades, amparadas en la legislación que regula éstos espectáculos circenses y a la posesión de animales , pertenecientes o no, a la fauna silvestre.





En base al análisis crítico efectuado en el discurso dirigido a la opinión pública, voceros del circo, señalaron que los circos con animales, han sido fuentes de material biológico y genético a los zoológicos y centros de conservación e investigación. Parece ilógico suponer tal afirmación, cuando todos sabemos que históricamente, los zoológicos en sus inicios, solo tenían como finalidad, la exhibición de animales y que posteriormente con los avances de la ciencia y la tecnología, se consideraron una herramienta para la educación y la investigación.

Para el caso de las investigaciones algunas incluso, requieren de la participación de los factores ambientales , con el objeto de conocer cómo éstos influyen sobre el comportamiento, hábito, reproducción, entre otros, en los animales. En muchos casos, estos estudios tardan hasta años para lograr obtener resultados satisfactorios. Considerando lo antes expuesto, les pregunto: ¿Cómo van a ofrecer las condiciones ambientales y el tiempo requerido de un estudio, si el animal, se encuentra aislado de su hábitat natural y permanece poco tiempo, en las ciudades y pueblos donde llegan? Lo único que se evidencia en estos animales circenses enjaulados, es un comportamiento estereotipado, como el balanceo de la cabeza en los elefantes y el movimiento constante de los tigres, los cuales son síntomas claros de un stress psicológico muy profundo. Otras especies se auto mutilan, debido al encierro permanente, a que son destinados toda su vida. Desde el punto de vista físico-biológico se observa anemia aguda, colmillos deteriorados, mutilación de órganos como jarras y colmillos de manera intencional, infecciones generalizadas, alteración de la visión, entre otros, producto del maltrato y crueldad, por parte de sus poseedores.

De igual manera, resulta contradictorio que señalen su contribución a los centros de conservación, cuando éstos tienen como finalidad, proteger las poblaciones de animales en sus ambientes libres y no como en los circos, que pasan toda su vida enjaulados, encadenados, maltratos y destinados a reprimirles todas sus funciones físico biológicas y de comportamiento naturales .

Pero el discurso circense no solo se expresa en estos casos, de manera ilógica y con contradicciones, sino además es confuso e impreciso, cuando señalan:

”Fue necesario incorporar animales de los circos con animales de vida silvestre para poder maximizar el uso del material genético disponible en el programa de producción a largo plazo. Un ejemplo de esto ocurrió con el elefante asiático en EEUU donde el 70% de la población cautiva de esta especie estaba en manos de los circos y algunas instituciones privadas.”

En primer lugar existe imprecisión en cuanto a la incorporación de animales circenses con animales silvestres. Si un animal en cautiverio no ha sido preparado para que aprenda a buscar su propio alimento en ambientes naturales, éste tendrá poca probabilidad para sobrevivir. Si es un animal adulto que ha sido acostumbrado a ser alimentado por el hombre, seguramente NO sabrá cómo obtenerlo por sí mismo. En el caso de animales jóvenes, tampoco podrá contar con un adulto, que le enseñe el mecanismo para alimentarse. Si se pretende incorporarlos con manadas encontradas en ambientes naturales, podría ser rechazado por los machos dominantes del grupo, que intentarán atacar al invasor, lesionándolo y en los peores casos, luchar hasta morir.

En segundo lugar, si se refieren a incorporar elefantes asiáticos con animales silvestres encontrados en los EEUU para lograr “maximizar el uso del material genético” , con los de vida silvestre entonces, lo harán por ARTE DE MAGIA, ya que actualmente América, no cuenta con especies iguales en sus ambientes naturales. Ahora si estas especies de elefantes asiáticos NO EXISTEN en la fauna silvestre americana y sólo se encuentran en cautiverio:¿ Cómo los van a incorporar con los “supuestos silvestres” , que están libres en sus ambientes naturales., si éstos se encuentran en cautiverio?
Ahora si pretenden incorporarlos para que formen parte de la fauna americana, como especies reintroducidas, podrían generar un desequilibrio en los ecosistemas naturales de EEUU, si no se considera un Estudio de Impacto Ambiental. Cabe destacar que en ningún instrumento legal nacional o internacional, le confiere a los circos, atribuciones para desarrollar zoocriaderos Así mismo, por considerarse que dicha especie asiáticas NO forman parte de la fauna de EEUU, no existe ningún aporte para la conservación y la investigación y sólo representa una especie exótica, alejada de su habitas naturales.

Otro aspecto a destacar de este discurso confuso, es que el material genético no se “maximiza “por un programa de producción. El ADN representa el componente bioquímico responsable de la información genética y por mecanismos hereditarios se trasfiere de padre a hijo , manteniéndose de esta manera, el acervo genético de un grupo de individuos que conforman una población determinada. En el caso de los programas de reproducción lo que se garantiza es que bajo ciertas condiciones ambientales, el conjunto de genes que forman parte de una población de individuos se mantenga. En otras palabras, lo que se maximiza, son los procesos para garantizar los mecanismos hereditarios durante la reproducción., pero NO se maximiza el material genético, es decir, que la naturaleza química del ADN formada por bases nitrogenadas, fosfato y desoxirribosa, duplicación de la molécula de ADN y transferencia de caracteres heredados de padres a hijos.
En ingeniería genética que no tiene nada que ver con los circos, lo que si se esta haciendo es la reintroducción de genes de interés para mejorar por ejemplo, ciertas características en los individuos, modificados genéticamente. Pero en todos los casos, el ADN siempre será, una molécula de bases nitrogenadas asociadas a proteínas y su funcionamiento para duplicarse o transferir información genética se regulará, por simples mecanismos naturales, su maximización para que exista o funcione. De acuerdo a estos planteamientos, les pregunto: ¿Cómo van a MAXIMIZAR la composición bioquímica del ADN y su funcionamiento? Quizás, por ARTE DE MAGIA.

Continuando con el análisis del comentario señalado por los voceros del circo, mencionan además, que la Asociación Americana de Parques Zoológicos y Acuarios, los consideran un excelente lugar, para albergar animales silvestres. Parece contradictorio que se mencione a una asociación que dentro de sus reglamentos ( gaceta oficial , 16 de octubre de 1997 Número 36.314, Resolución Nº 137) NO menciona a los circos, por ninguna parte . Entonces si no los toman en cuenta como figura legal , dentro de sus reglamentos, mucho menos estarán considerados , con semejante afirmación, señalada .

En este mismo orden de ideas, voceros del circo, señalan que el Reglamento de la Ley de Protección a la Fauna Silvestre (G. O. N° 5302 Ex. De fecha 29/01/99) en su artículo 4, literal U reconoce a los circos como “Establecimiento donde se mantiene y se exhiben animales silvestres con el propósito de entretenimiento al público. Cuando hacemos la revisión de esta Ley actualizada con fecha 2003, no se menciona la palabra “circo” por ninguna parte. Así mismo, el artículo 5 , tampoco menciona a los circos con animales, como de utilidad pública No obstante , a pesar de que el artículo 86 señala la regulación de todas las operaciones de comercio e industria de animales silvestres y de los productos que deriven de ellos, no especifica, la legalidad reconocida a los circos para la tenencia y movilización de animales silvestres. Ahora si se redactara un artículo que dijera: se reconoce a los circos para la tenencia y movilización de animales silvestres en el territorio venezolano…. entonces, sí pudiéramos inferir que existe un reconocimiento legal, en su figura. Pero gracias a Dios, este artículo NO existe en las leyes venezolanas vigentes. Solo se dan unas directrices muy amplias sobre algunos procedimientos y consideraciones para los casos antes planteados. De igual manera CITES, solo señala el procedimiento para la exportación o importación de especies, pero no tiene competencia o atribución, para definir el tipo de actividad comercial de alguna parte interesada que se regule, por estos instrumentos legales (solo la cacería, es considerada, para este caso) Tampoco reconoce como figura per se a ningún organismo dedicado al comercio y tráfico de animales. Entonces No confundamos a un instrumento que regula los procedimientos administrativos de una actividad, con la legalidad de una determinada figura, que además, ni siquiera es mencionada.
En cuanto a los permisos que se otorgan para la permanencia de los circos en las ciudades, solo regula ciertas condiciones de tenencia temporal, pero en ningún caso autoriza la tenencia legal de ellos. Además, desde el punto de vista productivo para un municipio, no es rentable por cuanto los mismos, son exonerados de los impuestos. Aunado a ello, contamos con otra problemática y es que a pesar de tener algunas ordenanzas municipales que señalan la prohibición de los circos con animales, en áreas urbanas, las autoridades incumplen estas disposiciones, poniendo en peligro la seguridad social, del colectivo , al otorgar permisos a circos con animales, en áreas urbanas. A manera de ilustrar algunas tragedias ocasionadas por el incumplimiento de estos contenidos, se tiene el caso ocurrido en una actuación en Florida, en 1992, donde una elefanta, se volvió loca , lastimó a 12 personas, aplastó a un policía, volteó unas gradas y atacó a varios vehículos hasta que la policía la mató en una lluvia de balazos. Otros casos que señalan la poca seguridad que ofrecen los circos, es el reportado en Perú, donde un malabarista de circo causó un incendio en discoteca dejando un saldo de 28 muertos, un centenar de heridos y muerte de un león y un tigre y más reciente, lo sucedido en Caracas, cuando la carpa de un circo se vino abajo lesionando a 14 personas y a una víctima le fracturó el fémur

Lo más grave de todo este discurso circense, es la MENTIRA, que siempre dicen cuando afirman que garantizan el adecuado cuido de los animales, según las características de estos.
Les pregunto: ¿Cómo garantizan el cuidado de los animales, si en múltiples ocasiones se les han decomisado por el descuido y mal trato a que son expuestos? Para sustentar esto, destaco algunos casos, como los siguientes:
Bolivia. Tres primates que vivían en una jaula de un circo fueron decomisados. Los animales estaban desnutridos y con sarna (www.eldeber.com.bo/anteriores/20050907/portada.html - 43k)
Chile. Leones con neumonía, decomisan al circo. Estaban en malas condiciones, les pegaban e incluso les daban de comer perros y gatos. El dueño del circo además de no pudo acreditar el origen de los mismos, estaba violando todos los derechos de los animales que están protegidos por la ley y por el Cites. A ello se le suman las denuncias de lugareños de los distintos sectores por donde ha pasado el circo, como robos de los tendidos de luz y hasta a los mismos vecinos. (www.elsur.cl/edicion_hoy/secciones/impreso.php?id=39259 - 6k)( www.cronica.cl/edicion_hoy/secciones/articulo.php?id=39259 - 13k )

Chile. Dos osos 'de anteojos' que fueron decomisados a un circo .Estos no acreditaban legalidad para su obtención de ambientes naturales(www.adonde.com/peruhoy/archivo/020124.htm - 64k)
Colombia. Oso de anteojos muere en un circo. Sufrió infecciones, mutilación de garras y catarata ocular (www.elarmonista.com/defensa_animal/dino_muere.php)
Venezuela. Prensa El Universal 27 de julio del 2004 .Dos felinos fueron decomisados al circo. Los tenían pasando maltratos en jaulas de dos por tres metros, cuando necesitan un mínimo de 50 metros cuadrados Uno de ellos, se encontraba castrado y le habían cortado las garras de las cuatro patas, mientras que sólo tiene garras en los miembros delanteros. Los leones tenían cicatrices de los maltratos que recibieron durante su estadía en el circo Las autoridades no han determinado la procedencia de los felinos, y trabajan para establecer las sanciones que impondrán a los responsables del circo.
Venezuela. Prensa El Universal. 9 de septiembre, 1998. Cuidadores de animales de circo confesaron haber hurtado al tigre para venderlo a un tercero.

Dada la irregularidad con que ingresan animales a los circos, hecho que se evidencia al no poseer una acreditación aceptable, se fomenta el tráfico ilegal de especies y enfermedades no controladas debido a que no cuentan con control zoosanitario. Esto reviste un gran peligro no sólo para los animales en si, sino también para la fauna y para la comunidad, al considerar las enfermedades transmisibles al hombre, entre las que destacan: fiebre amarilla, fiebres hemorrágicas, rabia, tétanos, salmonelosis y toxoplasmosis.

Pero la gran MENTIRA no solo se queda aquí, sino que se menciona que la mayoría de animales que posean los circos, son domésticos (caballos, ponys, palomas, etc.) y en menor cantidad algunos silvestres como cebras, chimpancés y tigres
En la ciudad de Los Teques, Edo.Miranda, Venezuela, durante éstos últimos años, han venido tres circos, con animales: Gales (tigres, mandriles y osos), Jonathan (tigres, osos y perros) y Los Tres Elegantes (elefantes asiáticos, cebras y burros) De esto podemos observar que casi la totalidad de los animales que poseen éstos circos, forman parte de la fauna y si son silvestres como lo señalan, entonces han sido extraídos de sus ambientes naturales y NO como lo señalaron al inicio del discurso, que han sido criados en cautiverio.

Existe además, una tremenda confusión acerca de los términos domésticos, silvestres y exóticos por parte del personal del circo, cuando señalan:
“Todos los animales silvestres que poseen son exóticos principalmente africanos y asiáticos y obtenidos de criaderos reconocidos (ningún animal procede de vida silvestre). Todos estos animales son producto de apareamientos de individuos más de tercera generación en cautiverio y traídos al país con sus respectivas documentación de importación-exportación y chequeados por profesionales especialistas públicos y privados.”

Un animal silvestre es aquel que se encuentra en estado salvaje y según la Ley de Protección a la Fauna Silvestre venezolana, vive libre y fuera del control del hombre en ambientes naturales o domesticados que tornen a su condición primitiva. Entonces si ningún animal que poseen proviene de vida silvestre, sino de cautiverio, como lo señalan, cómo es que afirman que: ¿“Todos los animales silvestres que tienen, son exóticos”? ¿Si todos, sus animales exóticos son silvestres, cómo es que están y han sido obtenidos, en cautiverio? .Cuál es la contradicción que tienen al señalar como silvestres a cebras chimpancés y tigres y luego en el siguiente párrafo, dicen que ninguno procede de vida silvestre. Entonces: son o no son silvestres? No es posible tener un animal en estado salvaje” silvestres” si esta en cautiverio.

Para precisar esta incoherencia de términos, lo que se debió decir es que todos los animales que poseen, forman parte de la fauna, que ha sido criada, mantenida y reproducida, en cautiverio. Pero es importante señalar, que éstos animales de la fauna cautiva, podrán adquirir su condición salvaje o silvestre, si son liberados, sin importar la condición de exótico o doméstico que se le haya atribuido.
Lo que si se tiene que tener claro, es que los elefantes, chimpancés, tigres y leones utilizados en los circos, SIEMPRE FORMARÁN PARTE DE LA FAUNA y no importa que se hayan obtenido de 3er, 4ta ó 5ta generación en cautiverio o que sean traídos de otros países, o sean considerados exóticos. Esta claramente demostrado, que los circos trabajan con la fauna autóctona de diversos países y que tanto la procedencia (natural o en cautiverio) como la posesión de éstos animales, NO esta muy clara, a la hora de sustentar una explicación.

Como parte de sus justificaciones poco fundamentadas, señalan además lo siguiente:
“¿Qué se le reclama al circo? ¿La tenencia, cuidado o maltrato de animales? Lo primero es una situación legal valida. Lo segundo, puede ser verificado fácilmente solo con ver la apariencia física de los animales, que ha sido avalada por el Servicio Autónomo de Sanidad Animal (SASA). En cuanto al maltrato, NO ES UNA POLÍTICA DE LOS CIRCOS NI DE SUS DUEÑOS TAL PRACTICA Sin embargo no escapa que algún empleado o persona del público, nos denuncien El maltrato es una acción personal y puede ocurrir en cualquier institución o familia y no puede ser responsabilizada en términos generales la institución o la familia como auspiciadores de la misma. ”

En primer lugar al circo se le reclama todo lo mencionado .En cuanto a la tenencia, si bien es cierto que poseen cierta legalidad para la posesión de animales, la evidencia ha demostrado, que existen ciertas irregularidades, donde tendríamos que preguntarnos:
¿Cómo ha sido aplicada las leyes ambientales, para los casos, donde se ha descubierto, la ausencia de documentos probatorios, sobre la procedencia de ciertas especies? ¿Se ha aplicado obviamente una sanción pecuniaria, pero que pasa con los derechos de ese animal, que ha sido secuestrado de un ambiente natural? En estos casos, la ley sanciona el hecho, representado en la carencia de un documento, pero la acción sobre el hecho, queda impune, al no considerar por una parte, el secuestro del animal bajo las leyes de fauna silvestre, protección animal y un código penal y por otro lado, aplicar las sanciones a que haya a lugar, con la legislación que regula a estas especies, en sus países de origen.

En cuanto al cuidado de los animales, vistos desde la técnica de la observación, también habría que preguntarnos: ¿Sólo con ver la apariencia física de alguien, podríamos avalar, que ésta posee una excelente salud? Existen individuos que a pesar de contar con un exceso de gordura, favorecida por el sedentarismo y falta de ejercicio, padecen de enfermedades cardiovasculares, que en muchos casos, son debidas, a la acumulación de grasa en las arterias. De igual manera, esto sucede con los animales. Cuando vemos un animal de circo que ha pasado toda su vida enjaulado, podemos inferir sin tener que estar frente a ellos, que su apariencia desde el punto de vista físico, mostrará un incremento en su masa muscular. Pero esta NO es debida a la alimentación, sino a la limitación de espacio, que reduce su actividad para moverse y en consecuencia, para ejercitarse. Entonces, la analogía de este ejemplo, nos indica que la apariencia física NO garantiza en todos los casos, que un individuo este sano.


En cuanto al aval que podría emitir un ente u organismo de salud, se podría considerar válido, siempre y cuando el personal además de estar especializado en fauna, cuente con mucha experiencia, en la materia. Para este aspecto que voy a desarrollar, quiero aclarar, que mis argumentos no pretenden cuestionar de manera genérica, las funciones o atribuciones de un ente u organismo en particular o poner en tela de juicio el trabajo del personal que representan. . Sin embargo, no puedo obviar, los hechos que ocurrieron hace un año, cuando vino un circo a Los Teques y con la presencia de un veterinario, adscrito al departamento de control animal, se procedió a realizar una inspección a los animales y cuyo procedimiento culminó con una acta, que indicaba que los tigres, osos y perros, se encontraban en perfectas condiciones físicas y psicológicas, a pesar que evidencié la ausencia de información como: ausencia de garras, marcas notorias en el rostro, balanceo constante del cuerpo, dentro de la jaula en los tigres; pupilas dilatadas, golpes repetitivos de la cabeza con las rejas, marcas en el rostro, ausencia de garras, en los osos; decaimiento en un perrito, debido a diarrea , según la entrenadora del can.
En cuanto al espacio físico donde estaban los animales, además de no contar con una buena circulación de aire y luz natural, se evidenciaba una reducción de las mismas, que impedían la movilidad de los animales. Otro aspecto a señalar es que una de las osas estaba ciega por vejez, según el propietario del circo. Tampoco se pudo observar restos de heces u orina, para ver si había sangre, mucosidades o una alteración de color, en las mismas.
Sobre la base de lo expuesto, me pregunto: ¿Cómo se puede avalar con una buena condición física, cuando no se considera la mutilación de garras, marcas en el rostro, pupilas dilatadas, ceguera, diarrea y decaimiento de estos animales? ¿Cómo se puede avalar con una buena condición física, cuando en ningún momento se tomaron muestras de sangre heces y orina, con el fin de determinar el buen funcionamiento fisiológico, endocrino, entre otros, de los animales? ¿Cómo se puede avalar con una buena condición psicológica, cuando los animales manifiestan conductas estereotipadas como el balanceo de la cabeza y el movimiento circular constante , los cuales son síntomas claros de un stress psicológico muy profundo? ¿Cómo se puede avalar con una buena condición, el recinto de estos animales, que además de ser reducidos, no cuentan con un excelente sistema de luz y ventilación?
Todas estas observaciones, señalan que No se puede avalar la condición física y psicológica de estos animales, si no se toma en cuenta, lo antes planteado.

La práctica del maltrato y crueldad a que son expuestos, estos animales circenses, ha quedado justificada con las diversas denuncias antes mencionadas y con el discurso contradictorio e impreciso que expresan los voceros del circo, al señalar.

“En cuanto al maltrato, NO ES UNA POLÍTICA DE LOS CIRCOS NI DE SUS DUEÑOS TAL PRACTICA Sin embargo no escapa que algún empleado o persona del público, nos denuncien El maltrato es una acción personal y puede ocurrir en cualquier institución o familia y no puede ser responsabilizada en términos generales la institución o la familia como auspiciadores de la misma. ”

Si No es política de los circos maltratar a los animales:¿ Cómo pueden explicar las malas condiciones que han presentado los animales, cuando se les han decomisado? O ¿Es que estas aparecen después del decomiso, POR ARTE DE MAGIA y No tienen nada que ver con los entrenamientos crueles a que son sometidos estos animales? ¿Cómo pueden explicar las múltiples denuncias, que se han efectuado en muchos países, por parte de diversas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, que no forman parte del personal del circo o del público? ¿Cómo pueden explicar por ejemplo la vida de un elefante de circo que en vida silvestre dura 70 años y en los circos, con un tiempo de vida de de 14 años? ¿Acaso, será por la supuesta maximización de genes, que mencionaron, en su discurso? ¿ O quizás, sea por la sobreexplotación de trabajo y tratos crueles e inhumanos , que aplican a pesar de que sus políticas supuestamente, no van dirigidas ,a maltratar animales ?

Lo más lamentable, en estos aspectos discutidos, es la contradicción del discurso circense, cuando mencionan que no es política de los circos el maltrato, pero reconocen que ésta, es una acción personal puede ocurrir en cualquier estructura organizativa de la sociedad.
Las instituciones o la familia en términos genéricos, no son responsables de las acciones de maltrato, pero sus integrantes, sí lo son. De igual manera, cualquier acción que conlleve al maltrato físico o psicológico sobre otro, puede manifestarse, de manera individual o colectiva y es penada por las leyes, independientemente, del lugar que haya ocurrido la acción. En este aspecto, debo decirles, que los circos, no son la excepción a la hora de aplicar sanciones contra el maltrato de otros. Y es precisamente partiendo del discurso circense, cuando nos reafirma una vez más y nos da la razón, para erradicar toda actividad o acción de maltrato, que pudiera manifestarse en cualquier ámbito social., entre estos los espectáculos circenses y que conlleva a consecuencias en la sociedad como:
Desarrollo de psicópatas y asesinos potencialmente peligrosos en la comunidad al fomentar valores y sentimientos contrarios a la vida y respeto de otros
Mantener una cultura medieval caracterizada por el salvajismo, brutalidad y violencia hacia otros.
Herir la sensibilidad de otros que han logrado alcanzar el más lato grado, de cultura civilizada.

Quiero destacar que este pronunciamiento No es contra los circos, sino por el uso de animales, en ellos. De igual manera, los cuestionamientos que se realizan contra estos espectáculos medievales, están bien sustentados desde el punto de vista civil, penal y administrativamente y nosotros NO pretenden engañar a la comunidad, como lo hacen los circos, al hacerles creer a los niños, que los animales también se divierten cuando son presentados en estos espectáculos.

Finalmente se hace necesario aclarar que la interpretación con la cual ha sido definida nuestro trabajo socio- ambiental, por parte de los circenses, no esta solamente dirigida por la preocupación de la degradación del ambiente, como lo señalan, sino que va más allá de esa concepción ambientalista, que formó parte de los años 70. Los nuevos paradigmas, conciben al ambiente como un todo y en esta, convergen los componentes físico-naturales, socioculturales y tecnológicos.

Si realmente apoyan nuestro trabajo como se mencionan en sus declaraciones, destacando el control del tráfico ilegal de fauna y otras actividades incompatibles con el bienestar de los animales silvestres, entonces los invito a trasformar esas actividades crueles e inhumanas que experimentan los animales circenses, por otras que sean compatibles con el bienestar de los mismos, es decir, devolverlos a sus ambientes naturales.

De todo este planteamiento señalado, solamente nos queda preguntarnos:

¿De qué manera los circos con animales, han sido fuentes de material biológico y genético a los zoológicos y centros de conservación e investigación, cuando ha quedado evidenciado que los animales que han llegado a los zoológicos, no han sido por sus aportes, sino por el decomiso, el maltrato y crueldad a que son expuestos, van en contra de los objetivos de los centros de conservación y el ambiente natural y comportamiento animal, han sido alterados de tal manera, que no ofrecen datos reales para la investigación?
¿Cómo van a incrementar la población de especies silvestres, estando en cautiverio?
¿Cómo van a incrementar la población de especies exóticas, sin contar con planes de reintroducción y estudios de impacto ambiental?
¿Si verdaderamente han contribuido a mantener poblaciones en cautiverio, dónde están las crías, que se han obtenido, por la supuesta reproducción maximizada?
¿Han contribuido a colaborar con las poblaciones silvestres o las han extraídos de sus ambientes naturales, favoreciendo en este último caso, el tráfico ilegal de especies, disminución de la biodiversidad y propagación de enfermedades?
¿Cómo van a justificar legalmente, la tenencia de algunos animales de fauna silvestre, si no pueden avalar su origen?
¿Cómo van a garantizar la vida en nuestros niños, después de lo que pasó en Florida, Caracas y en Lima, donde hubo daños a la propiedad heridas y muertes, por espectáculos circenses?
¿Cómo van a justificar el cuidado de los animales, cuando ha quedado evidenciado en los decomisos el trato inhumano, a que han sido expuestos?
¿Cómo van a garantizar la seguridad si existe el desarrollo de asesinos en serie, que enfatizan su aceptación, en la legalidad de espectáculos, donde la crueldad se disfraza de diversión?
¿Cómo van a garantizar la vida en nuestros niños, después de lo que pasó en Florida, Caracas y en Lima, donde hubo daños a la propiedad heridas y muertes, por espectáculos circenses?
¿Cómo van a garantizar la seguridad en nuestros niños, cuando su personal secuestra niños en los pueblos, donde llegan? Ver www.quehora.com/es/archivos/Circo.shtml
¿Si verdaderamente les importa la gente ¿ por qué hieren su sensibilidad al ejecutar y mantener actividades y acciones crueles e inhumanas hacia otros seres vivos?
¿Si verdaderamente pretenden contribuir con el bienestar de los animales silvestres como lo señalan en su discurso dirigido a la opinión pública, cómo van compatibilizar esta condición, si mantienen a seres indefensos, condenados al encierro, aislamiento, hambre, enfermedades, castigos, tratos crueles e inhumanos?
¿Han contribuido a consolidar una cultura civilizada, cuando mantienen conductas salvajes, bárbaras y violentas que caracterizaron al hombre medieval?
¿Qué tipo de educación ambientalista pretenden fomentar en nuestros hijos, cuando son espectadores de espectáculos, donde se reafirma los valores y sentimientos, contrarios a la vida y respeto de otros?


ASANDA Facebook
ASANDA Facebook
Conferencia veterinaria
Aquí puedes ver vídeos y texto de la Conferencia ofrecida en Cáceres por Jose Enrique Zaldívar y Miguel Ibáñez el 19/04/2012.
Profesorado Animalista

Profesorado Animalista
Si eres profesor y quieres educar a los alumnos en el respeto a los animales,
por favor lee esto

SOS Veneno

SOS Veneno

Bandera

Bandera española antitaurina

Paseador de perros

Paseador de perros
paseadordeperros.com
Encuentra al paseador de perros de tu localidad. Trabaja como paseador de perros. Profesionales que se dedican a: pasear perros, llevar al veterinario o peluquería, cuidarlos el fin de semana....