Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio / Noticias / Historias de la vida perra

La mano de obra la ponemos gratis pero los materiales tenemos que pagarlos. Necesitamos tu colaboración económica para poder seguir actuando

Boletines de novedades de ASANDA

Bienvenidos a la web de ASANDA
Destacados

Legislación animales

 

Protectoras andaluzas

Reclama daños

Reclamar daños

STOP Spam Animalista

STOP Spam animalista

NO Cazadores

No Cazadores

Salvapantallas

Salvapantallas

Agradecimientos

Plataforma Animalista Mundial

Fundación Utopía Verde

Más información

Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
 

Historias de la vida perra

archivado en:
POR AURORA FLÓREZ
Si vas al Zoosanitario o a cualquier centro de recogida te asaetarán con ojos de caramelo, tristes y húmedos, buscando humildemente tu mirada con una esperanza que quizá no analizan pero que sienten en lo más profundo de sus corazones. Se moverán nerviosos por la novedad de una visita que rompe su monotonía de jaula, bazofia y excremento. Y, sobre todo, de soledad sin suavizantes.


Son sólo una pequeña parte de los cientos, con toda seguridad miles, de perros y gatos que se abandonan dos o tres meses después de cada Navidad, que se unen a los dejados a su suerte justo antes de los meses del verano anterior. Su final, en la mayoría de los casos, es el sacrificio, con mayor o menor humanidad en la utilización de los métodos eutanásicos, o la muerte por hambre, enfermedad, envenenamiento, atropello o paliza. Parecen extremos, pero suponen la última fase de una vida perra en su exacto sentido de los términos, en la que lo único bueno fueron algunos días, los primeros, tras su llegada a las casas. No por ser tópico podemos dejar de repetir que regalar una «mascota» es un acto de responsabilidad tanto por parte de quien la obsequia como por aquel que la recibe.
La atracción por esas bolitas de pelo de ojos tiernos y movimientos torpes y graciosos de casi recién nacidos que te llaman desde los escaparates debería conllevar compromiso, y esto se repite, empecinadamente pero sin los resultados deseados, por parte de aquellas asociaciones de defensa de los animales que inician y mantienen obstinadamente campañas dirigidas a concienciar a aquellos que tienen en mente comprar animales para regalar, como si fueran objetos de simple intercambio comercial y no seres vivos, cariñosos, inteligentes, sorprendentes y generosos que aportan amor, compañía, estabilidad y fomentan sentimientos de responsabilidad a aquellos con los que conviven.
Los datos fríos de las estadísticas pasan, a veces, inadvertidos dificultando el resquicio para la compasión o para el horror, que sí aparecen cuando alguna asociación deja entrever, con imágenes, aquello que está sucediendo. Así procede El Refugio (www.elrefugio.org), con la fotografía de Nena, la mínima perrita quemada; o con el relato de los tres cachorros de gato arrojados desde un coche en marcha (en este caso, ocurrido en Madrid, el desaprensivo ha sido condenado).
Según la Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales (Asanda), la cifra de animales abandonados en Sevilla y su provincia en un año puede rondar muy bien los 20.000. Ya en 2005, fueron 17.000, en datos recabados de protectoras y refugios.
El portavoz de Asanda, Luis Gilpérez, se lamenta de la falta de estadísticas oficiales desde octubre 2005 por parte de la Consejería de Gobernación, que controla en censo de animales, y critica que el registro de animales de compañía permite un margen de tres meses para que se den de alta a los animales, con lo que hay un gran número de perros y gatos abandonados sin identificar facilitando la «manga ancha» para quien se cansa de sus mascotas cuando inician el crecimiento. Sólo en la capital, en 2006, el servicio Zoosanitario de la Delegación de Salud y Consumo de Sevilla «retiró» de la calle 1.587 animales, de ellos 791 perros y 734 gatos. En nueve meses del año pasado, de enero a septiembre, el mismo servicio «recogió» 446 perros y 396 gatos. Como curiosidad decir que también llegaron al Zoosanitario palomas, un macaco, un erizo, tres burros, tres tortugas, dos cobayas, un pony, una lechuza, un ofidio, tres caballos, una cabra y un hurón.
Por si alguien se pregunta qué pasa con estos animales que ingresan en el Zoosanitario, sepan que el Ayuntamiento paga una cantidad a la Sociedad Protectora de Animales por cada uno de los perros y gatos que por su buen estado físico y sanitario, su raza y su edad tiene visos de ser adoptado. Pero, Asanda asegura que cerca del setenta por ciento de ellos son, también, sacrificados

ASANDA Facebook
ASANDA Facebook
Conferencia veterinaria
Aquí puedes ver vídeos y texto de la Conferencia ofrecida en Cáceres por Jose Enrique Zaldívar y Miguel Ibáñez el 19/04/2012.
Profesorado Animalista

Profesorado Animalista
Si eres profesor y quieres educar a los alumnos en el respeto a los animales,
por favor lee esto

SOS Veneno

SOS Veneno

Bandera

Bandera española antitaurina

Paseador de perros

Paseador de perros
paseadordeperros.com
Encuentra al paseador de perros de tu localidad. Trabaja como paseador de perros. Profesionales que se dedican a: pasear perros, llevar al veterinario o peluquería, cuidarlos el fin de semana....