Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio / Noticias / Los animales, víctimas del síndrome de Diógenes.

La mano de obra la ponemos gratis pero los materiales tenemos que pagarlos. Necesitamos tu colaboración económica para poder seguir actuando

Boletines de novedades de ASANDA

Bienvenidos a la web de ASANDA
Destacados

Legislación animales

 

Protectoras andaluzas

Reclama daños

Reclamar daños

STOP Spam Animalista

STOP Spam animalista

NO Cazadores

No Cazadores

Salvapantallas

Salvapantallas

Agradecimientos

Plataforma Animalista Mundial

Fundación Utopía Verde

Más información

Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
 

Los animales, víctimas del síndrome de Diógenes.

archivado en:
Farodevigo.es, 26 mayo 2009.
Aullidos en la casa de los horrores

Medio Ambiente salva a siete perros y tres gatos sarnosos y en penosas condiciones de salubridad en O Freixo.

"Es la situación más horrorosa y deplorable que me he encontrado en mi trabajo". Así de claro se manifestaba uno de los laceros municipales cuando entró en la vivienda. Acostumbrado a intervenir en casos de desalojo de animales por las malas condiciones higiénicas en las que los tienen sus dueños, ayer confesaba haber encontrado la "auténtica casa de los horrores". La Policía logró salvar a diez animales. Muchos otros escaparon. Hace 20 años que vecinos de O Freixo, en Valladares, lo vienen denunciando. Ayer, por fin, los animales pudieron escapar de este "infierno".

Perros y gatos enjaulados; plagados de pulgas, con sarna, heridas, ciegos y entre multitud de desperdicios y destrozos; y un olor pestilente por la acumulación de heces y la falta de higiene de las mascotas. Ésta es la casa de los horrores a la que los agentes del Seprona y de la Patrulla Medioambiental entraron ayer en O Freixo (Valladares) para salvar a los canes y felinos del infierno en el que vivían. Pero no sólo encontraron animales. La dueña, una señora de avanzada edad y con el síndrome de Noé y Diógenes, vivía entre ese caos. Un hijo la acompañaba. "Dice usted que los animales no están en buenas condiciones. ¿Le pone usted unas mejores? Lo que están haciendo es ilegal", reprochaba éste a los agentes, que le citaron para hoy en el cuartel de la Guardia Civil por un presunto delito de maltrato animal.
La Policía sacó siete perros y tres gatos en "penosas" condiciones, aunque aseguran que había más en la finca de la casa, pero que se escaparon. La sorpresa de los agentes llegó cuando entraron en el sótano de la casa. Un hombre de unos 80 años estaba tirado en un colchón rodeado de basura y con dos perros encima. "Pensamos que estaba muerto", decía el lacero municipal. El varón estaba lleno de orín y no podía valerse por sí mismo. Tenía las piernas llenas de llagas. Una ambulancia del 061 lo trasladó a Povisa; al igual que a la dueña de la vivienda, que insultó a los agentes cuando entraron en su vivienda, con una orden judicial.

Denuncias vecinales
"La situación ahí dentro es deplorable. Llevamos 20 años soportando esta situación. Las ratas invaden la casa y las viviendas colindantes. Ya era hora de que alguien frenara este horror", exclamaban los vecinos que presenciaron la intervención policial.
La concejala de Medio Ambiente, Chus Lago, participó también en las las labores de desalojo. "Teníamos que actuar con rapidez y sin que la dueña supiera que íbamos a venir. En otra ocasión se le notificó y se llevó a todos los animales, por lo que no se pudo salvar a ninguno. Ahora por fin lo conseguimos", explicaba.
Los vecinos de la zona soportaban esta desagradable situación desde hace dos décadas, además de denunciar los insultos que la propietaria de la casa les profería cuando intentaban hacerla entrar en razón. "No le podías ni chistar", aseguraban.
Los animales rescatados fueron trasladados a la perrera municipal. El departamento de Medio Ambiente prevé que técnicos municipales acudan hoy a la vivienda para limpiarla y desinfectarla.





Diariodeibiza.es, 26 mayo 2009.

Una forense dice que ´Sendic´ sufre síndrome de Diógenes con los podencos

La Fiscalía pide un año de cárcel o su internamiento en un centro psiquiátrico por el mismo tiempo. Varios testigos confirman que los perros estaban enfermos, escuálidos, con pulgas y en condiciones antihigiénicas
Asociaciones de animales y vecinos han denunciado en reiteradas ocasiones el estado en el que el procesado mantenía a los perros chancha

Una de las médicos forense del juzgado, que realizó la prueba pericial psiquiátrica a Bartomeu Marí Ribas, Sendic, –acusado de maltratar a decenas de podencos que mantenía en condiciones insalubres, famélicos y enfermos en una finca de es Cubells– afirmó ayer que el procesado sufre un trastorno obsesivo-compulsivo, asociado a otro de tipo delirante y paranoide, y síndrome de Diógenes aplicado a la recogida de estos animales. Según la experta, el comportamiento de Sendic se debe a su patología psiquiátrica y, por tanto, él es inimputable.
«Padece síndrome de Diógenes aplicado a la recogida de animales. Él está ligado afectivamente a estos animales; no son una posesión sino parte importante de su propia identidad», dijo la forense. Apuntó que el procesado «tiene alterada la cognición respecto a ellos» y añadió que incluso se ve en el papel de «héroe» que salva a estos animales. Por ello, a preguntas de la Fiscalía respecto al tratamiento que se le podría aplicar, recomendó su internamiento en un centro psiquiátrico.
Esta conclusión fue rebatida por el forense de las acusaciones particulares, quien negó que el hombre pudiera padecer Diógenes «porque no hace una acumulación aleatoria de todo tipo de animales», sino que todos son podencos ibicencos, o un transtorno obsesivo compulsivo. En su opinión, basada en una entrevista y varias pruebas realizadas al acusado, tan solo tiene rasgos paranoides y es narcisista, por lo que es consciente y responsable de sus actos.
Sendic y su esposa, M. F. M., fueron procesados ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 de Eivissa por un delito de maltrato animal, según la calificación de hechos de la Fiscalía, y por otros de desobediencia y contra la seguridad vial, según añaden las acusaciones particulares.
En el juicio, el Ministerio Público modificó sus conclusiones y si inicialmente solicitaba un año de cárcel para cada uno de los acusados y la inhabilitación para cuidar animales durante tres, añadió que, como alternativa, en el caso del hombre se considere la eximente completa de trastorno mental transitorio y se le imponga un año de internamiento en un centro psiquiátrico.
Por su parte, las acusaciones particulares mantuvieron las condenas pedidas para ambos: la que representa al Ayuntamiento de Sant Josep, un año por maltrato, otro por desobediencia y seis meses por uno contra la seguridad vial, además de 1.800 euros; la de la asociación protectora de animales Iris Bright Eyes –cuya responsable presentó en 2006 la denuncia–, un año por maltrato, otro por un delito contra la seguridad vial y la retirada de los animales que ahora tienen.
A su vez, los abogados defensores solicitaron la libre absolución de sus clientes. El de Sendic subrayó «la negligencia» del Consistorio, que «en 21 años no ha hecho nada por remediar la situación» y recordó que, según la forense, es «inimputable», mientras que el de M. F. M. apuntó que ella, pese a ser propietaria del terreno, no ha cometido delito alguno porque los perros no son suyos y ella ha manifestado a su marido que no quiere tenerlos allí.

Cría «incontrolada» de podencos
Según la Fiscalía, Sendic y su esposa criaban «de manera incontrolada» podencos ibicencos en su finca de Ca na Lluca –propiedad de ella–, ubicada en la carretera de Sant Josep a es Cubells. La acusación sostiene que los animales no tenían comida ni agua suficiente, no seguían tratamiento veterinario alguno y andaban sueltos por la carretera, con riesgo para su vida y la seguridad de quienes circulaban por la vía. Añade que los podencos, que alcanzaban el «centenar», sufrían maltrato que les causaba la muerte y les provocaba lesiones, y padecían diversas enfermedades.
Agentes del Seprona de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sant Josep y el veterinario del Consell Insular de Eivissa confirmaron en el juicio el mal estado en el que estaban los animales. Uno explicó que la situación de los podencos era de «descontrol total», con libre acceso a la carretera sin ninguna valla que los detuviera. Otro señaló que encontraron dos cadáveres de perros en un pozo y que en una ocasión que fueron a la finca vieron una pareja de podencos encerrados en un coche al sol, supuestamente para que se aparearan. Un tercero señaló que no había ningún cercado en la casa ni viviendas para los perros y que los más jóvenes vivían en agujeros que escarbaban ellos mismos en la tierra de la finca.



ASANDA Facebook
ASANDA Facebook
Conferencia veterinaria
Aquí puedes ver vídeos y texto de la Conferencia ofrecida en Cáceres por Jose Enrique Zaldívar y Miguel Ibáñez el 19/04/2012.
Profesorado Animalista

Profesorado Animalista
Si eres profesor y quieres educar a los alumnos en el respeto a los animales,
por favor lee esto

SOS Veneno

SOS Veneno

Bandera

Bandera española antitaurina

Paseador de perros

Paseador de perros
paseadordeperros.com
Encuentra al paseador de perros de tu localidad. Trabaja como paseador de perros. Profesionales que se dedican a: pasear perros, llevar al veterinario o peluquería, cuidarlos el fin de semana....